martes, 9 de septiembre de 2014

PROTOCOLO DE MATERIALES Y SU USO

enfermeriadelhospitalborda@yahoo.com

DEPARTAMENTO DE ENFERMERIA
HOSPITAL JOSE T. BORDA
  

PROTOCOLO 

DE MATERIALES DESCARTABLES
 Y
 UTILIZACIÓN DE LOS MISMOS






PROYECTO Y DIRECCIÓN

LIC. SILVANA VILLARREAL



PRODUCCIÓN Y EJECUCIÓN:

 LIC. LUIS ALBERTO YANS




DEPARTAMENTO DE ENFERMERÍA
HOSPITAL JOSE T. BORDA
PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES



DESCRIPCION


ESPECIFICACION



AGUJAS HIPODERMICAS DESCARTALES ESTERILES


21G x 1” (25- 8)
21G x 11/2” (40- 8)
21G x 2” (50- 8)

ANTEOJOS DE SEGURIDAD CON PROTECCION LATERAL
NORMA ANSI Z87.1,
BAJALENGUAS
DE MADERA DESCARTABLES, PARA ADULTOS
BARBIJOS DECARTABLES
DOBLE CON TIRAS
BIGOTERA O CANULA NASAL
FLEXIBLES DE SILICONA
BOLSA COLECTORA DE ORINA
2000 ML, ESTERIL, DESCARTABLE
BOLSA PARA AGUA CALIENTE
Nº 3 DE 2000 ML. DE CAPACIDAD NOMINAL
BOLSA PARA HIELO
270 ML. DE CAUCHO
BOLSA DE COLOSTOMIA
CON ARO DE KARAYA
BRAZALETE PARA TENSIOMETRO
ADULTOS, CIERRE DE VELCRO
CAJA DE CURACION METALICA
Pinza kocher recta con dientes, pinza de disección, mango de bisturí metálico, estilete. De 20Cm.x10cm.x 5cm:

CAMISOLIN DESCARTABLE
MANGA LARGA, PUÑO ELASTIZADO
CATETERES ENDOVENOSOS

DE TEFLON , CALIBRE 14
DE TEFLON , CALIBRE 16
DE TEFLON , CALIBRE 18
DE TEFLON , CALIBRE 20
DE TEFLON , CALIBRE 22

CHATAS
POLIPROPILENO BLANCO
DESCARTADOR DE ELEMENTOS PUNZO-CORTANTES
1000cm3 PLASTICO CON TAPA INVIOLABLE
DISPOSITIVO PARA INCONTINENCIA URINARIA MASCULINA
Nº 3 CON ADAPTADOR Y PICO RIGIDO
EQUIPO PARA ADMINISTRACION DE SOLUCIONES PARENTERALES
MODELO V-13 CON MACROGOTEO
ESFIGNOMANOMETRO
ANEROIDE
ESTETOSCOPIO BIAURICULAR
CAMPANA SIMPLE
GASA HIDROFILA TUBULAR
COSIDA -100% ALGODÓN
GLUCOMETRO
CON  TIRAS REACTIVAS Y LANCETAS
GUANTES DE CIRUGIA
ESTERILES Nº 7, DESCARTABLES
ESTERILES Nº 7 1/2, DESCARTABLES
ESTERILES Nº 8, DESCARTABLES
ESTERILES Nº 8 1/2, DESCARTABLES
GUANTES DE EXAMINACION
MEDIANO DE LATEX DESCARTABLE
GRANDE DE LATEX DESCARTABLES
DESCRIPCION

ESPECIFICACION

GUANTES DE POLIETILENO
MANOPLA DE POLIETILENO DESCARTABLE
HOJAS DE BISTURI  DE ACERO INOXIDABLE
Nº 10 DESCARTABLE
Nº 11 DESCARTABLE
Nº 15 DESCARTABLE
Nº 22 DESCARTABLE
Nº 24 DESCARTABLE
JERINGA DE 3 CUERPOS  S/ AGUJA
DE 5 ml. DESCARTABLE
DE 10 ml. DESCARTABLE
DE 20 ml. DESCARTABLE
JERINGA DE INSULINA C/AGUJA
DE 1 ml. DESCARTABLE
LLAVE DE 3 VIAS
DE POLIETILENO
MASCARA PARA OXIGENO
TIPO VENTURI CON ADAPTADORES                                                 DE FiO2 DE 28,32,35,40%
CANULAS NASALES CON ADAPTADORES                                   DE FiO2 DE 28,32,35,40%
PAÑALES PARA ADULTOS
CON GEL- CON CINTAS PEGABLES
PAPAGAYO U ORINAL MASCULINO
DE PLASTICO
PIPETAS DE VIDRIO PARA NEBULIZAR
NASAL PARA ADULTOS
BUCAL PARA ADULTOS
REANIMADOR MANUAL DE SILICONA
MASCARILLA Nº4 Y Nº 5 PARA ADULTOS
SONDA NASOGASTRICA
TIPO LEVIN Nº 9 -Nº30 -Nº32
SONDA PARA ALIMENTACION
K-108 DE POLIURETANO, ADULTOS. 8F CON ORX*
SONDA URETRAL NELATON
SILICONA Y POLIVINILO Nº 18 Y Nº 20
SONDA URETRAL FOLEY
2 VIAS 30 Cm Nº16, Nº 18, Nº 20 LATEX O SILICONAS                     3 VIAS 30 Cm Nº16, Nº 18, Nº 20 LATEX O SILICONAS
TERMOMETRO CLINICO
DIGITAL
TUBO PARA OXIGENO MEDICINAL
CILINDRO DE ACERO
TUBULADURA PARA CONECCION DE OXIGENO
DE 8 12 mm. DE GOMA DE LATEX
VALVULA REDUCTORA DE OXIGENO
CON FLUJOMETRO

DEPARTAMENTO DE ENFERMERIA
HOSPITAL JOSE T. BORDA

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

AGUJAS HIPODERMICAS DESCARTABLES ESTERILES

Agujas: son de metal y generalmente desechables. Consta de cono, aguja o cánula y bisel (extremo afilado de la aguja). Si aguja y jeringa se presentan por separado, deben coincidir los conos de ambas (se identifican con los nombres de Luer  y Record. La longitud, el diámetro de la aguja y el diseño del bisel son variables y figuran en el exterior del envase.
Las más largas se utilizan para punciones intramusculares. Vienen protegidas por un capuchón plastificado. Deben permanecer estériles hasta la administración y ser desechadas con precaución para evitar pinchazos accidentales. Actualmente existen recipientes especialmente diseñados para este fin (descartadores inviolables). Nunca deben ser encapuchadas para su descarte.

Es la inyección de un medicamento en el tejido muscular. Los puntos de inyección que se emplean con mayor frecuencia son: músculos, glúteos, cara lateral de los muslos y deltoides.
La vía intramuscular ofrece una absorción del medicamento más rápida que la vía subcutánea debido a la mayor vascularización del musculo. La enfermera utiliza una aguja más larga y de un calibre mayor para pasar a través del tejido subcutáneo y penetrar profundamente en el tejido muscular.
El peso y la cantidad de tejido adiposo pueden influir en la selección del tamaño de la aguja. Por ejemplo, un paciente obeso puede necesitar una aguja de 7.75 cm de longitud, y un paciente delgado puede que solo necesite una aguja de 12 a 25 mm. A continuación las ventajas y desventajas de esta vía de administración:
·         A. Ventajas:
·         La absorción es más rápida que por vía subcutánea y pueden administrase sustancias más irritantes y volúmenes mayores de medicamentos.
·         Cuando esta o tiene el sistema gastrointestinal alterado.
·         Se administra al paciente que esta enfermo y no puede cooperar.
·         B. Desventajas:
·         Aunque se puede administrar de 1 a 10 ml, volúmenes mayores de 5 ml pueden producir dolor por distensión.
·         La inyección de sustancias irritantes pueden producir escaras o accesos locales.
·         La inyección en el nervio ciático puede implicar parálisis y atrofia de los músculos en el miembro inferior.


Bibliografía: Introducción a la enfermería Ricci/ Canestro Univ. Maimonides 2006

Patricia A. & Perry A. (2001).Fundamentos de Enfermería (Quinta edición).España: Published by Elsevier



PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES




ANTEOJOS DE SEGURIDAD CON PROTECCION LATERAL

Los trabajadores de la salud corren el riesgo de exposición ocupacional a patógenos contenidos en la sangre. Estos patógenos incluyen el virus de la hepatitis B (VHB), el virus de la hepatitis C (VHC), y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las exposiciones ocurren por contacto en los ojos, nariz, boca, o piel con la sangre del paciente infectado. Los factores importantes que pueden determinar el riesgo general de transmisión ocupacional de un patógeno en la sangre incluyen los siguientes: el número de pacientes infectados entre la población de pacientes, la posibilidad de infectarse después de un solo contacto con la sangre de un paciente infectado, y el tipo y número de contactos con la sangre.
La mayoría de exposiciones no ocasionan una infección. Después de una exposición, el riesgo de infección depende de factores como los siguientes:
- el patógeno implicado
- el tipo de exposición
- la cantidad de sangre en la exposición
- la cantidad del virus en la sangre del paciente al momento de la exposición
Su patrón debe tener un sistema para reportar exposiciones, evaluar rápidamente el riesgo de infección, informarle a usted sobre los tratamientos disponibles para prevenir una infección, y comprobar si ha ocurrido una infección o si surgen efectos secundarios de los tratamientos. Es posible que se le hagan pruebas de sangre tanto a usted como al paciente y que se le ofrezca el tratamiento apropiado después de la exposición.

¿Cómo se pueden prevenir las exposiciones ocupacionales?
Se pueden prevenir muchas exposiciones a los ojos, nariz, boca, o piel usando barreras apropiadas (guantes, protección para la cara y los ojos, y batas) cuando exista la posibilidad de entrar en contacto con sangre
Los lentes deben ser amplios y ajustados al rostro para cumplir eficazmente con la protección.

Utilice protección ocular industrial certificada de acuerdo a la norma ANSI Z87.1, que tenga la leyenda Z87 impresa en la montura o las lentes.


  


Bibliografía: http://www.cdc.gov-ncidod-diseases-hepatits-index.htm/ (Inglés)



PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


BAJALENGUAS O DEPRESOR LINGUAL


El bajalenguas o depresor lingual es un instrumento médico para deprimir la lengua y permitir el examen de la boca y la garganta.
El más usado es con forma de pequeña espátula, generalmente es de madera siendo así desechable o de uso único, aunque los hay también en plástico y acero inoxidable. Sus dimensiones universales son de 15 cm de largo y 2 cm de ancho, con los extremos redondeados. Para uso en niños han aparecido en el mercado bajalenguas de material plástico y con diferentes sabores, igualmente desechables. De metal y para uso odontológico usualmente, con un mango, el más común es el denominado de Tobolt. []
También se usa en medicina para otros propósitos diagnósticos y terapéuticos como inductor de vómito, para examen de parpados, aplicación de medicamentos (como espátula), en manejo de muestras para examen en laboratorio, en primeros auxilios para inmovilizar fracturas o luxaciones de los dedos de las manos. En odontología pediátrica también se ha propuesto su uso como instrumento para ejercicios con el fin de corregir la mordida cruzada anterior de la dentición inicial.[]





Bibliografía: Cárdenas Jaramillo D. Odontología Pediátrica, Fundamentos de odontología. Editor Corporación para Investigaciones Biológicas; 2003.

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


BARBIJO DESCARTABLE

Se denomina máscara quirúrgica, barbijo, mascarilla, cubre bocas o tapaboca; a un tipo de máscara utilizada por cirujanos , personal médico en general y enfermería durante una práctica, para contener bacterias provenientes de la nariz y la boca. Los barbijos son también utilizados por personas en espacios públicos ante brotes o epidemias de enfermedades transmitidas por vías respiratorias, o bien cuando el aire de un determinado lugar está contaminado.

 Efectividad

Las mascaras quirúrgicas simples protegen al usuario de ser salpicados en la boca con fluidos corporales. También le recuerdan evitar tocarse la nariz y la boca, acción que podría provocar transferencias de virus y bacterias habiendo tenido contacto con una superficie contaminada. Además reducen el esparcimiento de partículas portadoras de bacterias o virus generadas al estornudar o toser; sin embargo, no están diseñados para proteger al usuario de inhalar estas partículas, pueden atrapar algunas pero son poco efectivas para esto ya que no están diseñadas para este propósito.

Por otra parte, , si se usa barbijo, es imprescindible usarlo y desecharlo correctamente para lograr que sea lo eficaz que pueda ser e impedir que aumente el riesgo de transmisión por usarla incorrectamente.

Cómo proceder: póngase la mascarilla cuidadosamente de modo que ésta cubra la boca y la nariz, y ajústela ceñidamente para que no haya huecos entre la cara y la mascarilla; procure no tocar la mascarilla mientras la lleva puesta; siempre que toque una mascarilla, por ejemplo, al quitársela o lavarla, aséese las manos lavándoselas con agua y jabón o usando un desinfectante para las manos a base de alcohol; tan pronto como la mascarilla se humedezca, cámbiela por otra que esté limpia y seca; no vuelva a usar las mascarilla desechables; descarte las mascarillas descartables después de usarlas una sola vez y elimínelas en seguida.


  





Bibliografía: Introducción a la enfermería Ricci/ Canestro Univ. Maimonides 2006

Patricia A. & Perry A. (2001).Fundamentos de Enfermería (Quinta edición).España: Published by Elsevi


Bibliografía: Cárdenas Jaramillo D. Odontología Pediátrica, Fundamentos de odontología. Editor Corporación para Investigaciones Biológicas; 2003.

BIGOTERA O CANULA NASAL

Es el sistema más usado para administrar oxígeno a bajos flujos.  Es barato, fácil de usar y en general muy bien tolerado.  Permite hablar, comer, dormir y expectorar sin interrumpir el aporte de O2.  El flujo de oxígeno que se consigue con este dispositivo oscila entre 1-4 litros por minuto, lo que equivale a una FiO2 teórica de 24-35%.
Las gafas nasales consisten en unos tubos plásticos flexibles (Fig. 7) que se adaptan a las fosas nasales y que se mantienen sobre los pabellones auriculares.  El procedimiento para su colocación es como sigue:
·         Tenga el material preparado: cánula nasal, fuente de oxígeno, pañuelos de papel.
·         Lávese las manos.
·         Informe al paciente de la técnica que va a realizar y solicite su colaboración.  Pídale que se suene.
·         Conecte el extremo distal de la cánula a la fuente de oxígeno.
·         Introduzca los dientes de la cánula en las fosas nasales. (Fig. 8)
·         Pase los tubos de la cánula por encima de las orejas del paciente y ajuste la cánula con el pasador, de manera que éste quede por debajo de la barbilla.  (Los tubos deben adaptarse a la cara y el cuello del paciente sin presiones ni molestias). (Fig. 9)
·         Seleccione en el caudalímetro el flujo de oxígeno prescrito.
·         Cuidados posteriores.  Controle regularmente la posición y el ajuste de la cánula nasal, ya que puede soltarse fácilmente.  Compruebe que las fosas nasales del paciente están libres de secreciones.  Si no fuese así, retire las gafas e indíquele que se suene.  Vigile las zonas superiores de los pabellones auriculares y la mucosa nasal (lubrique los orificios nasales si es necesario).











  • Bibliografía: Botella M, Hernández OM, López ML, Rodríguez A.  Cuidados auxiliares de enfermería.  Técnicas básicas de enfermería.  Aparato respiratorio y sus cuidados.  Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias, Consejería de Educación, Cultura y Deportes; 2002; 147-152.
  • Esteve J, Mitjans J.  Oxígenoterapia.  Enfermería.  Técnicas clínicas.  Madrid: McGraw-Hill Interamericana; 2002. p.351-8.
PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

BOLSA COLECTORA DE ORINA

MEDIDAS DE CONTROL PARA EVITAR INFECCIONES URINARIAS

La infección urinaria en pacientes con sonda vesical y/o instrumentación urológica es la más frecuente dentro de las infecciones hospitalarias, siendo las complicaciones graves poco frecuentes cuando se contemplan las medidas de control pertinentes.
 MEDIDAS EFICACES
1. Ningún paciente debe ser sondeado, a menos que sea estrictamente necesario. Se debe retirar la sonda tan pronto como sea posible.
2. El sondeo debe ser llevado a cabo por personal entrenado y con estricta técnica aséptica.
3. Los aspectos más relevantes de la técnica aséptica son:
Ø  Lavado de manos previo en forma exhaustiva.
Ø  Higiene perineal previa, de preferencia con iodopovidona.
Ø  Colocación de la sonda con guantes estériles.
Ø  Uso de lubricantes estériles.
Ø  Utilizar la sonda vesical mas pequeña que cumpla con el efecto deseado a efectos de evitar traumatismos

4. Todo el sistema (sonda vesical, tubuladura y bolsa colectora) debe ser estéril y permanecer cerrado. El sistema elegido debe contar con tubo de vaciado seguro.
5. Las bolsas de orina y el pico de desagote no tienen que tocar el piso. Siempre deben estar debajo del nivel de la vejiga, aún para el traslado del paciente, para evitar la contaminación por reflujo. Instruir a los pacientes ambulatorios para que no lleven la bolsa colectora por encima de la vejiga.
6. Lavado de manos antes y después de manipular cualquier parte del sistema (Ej.: vaciamiento de la bolsa colectora). Uso de guantes no estériles (o manoplas). No vaciar en forma simultánea bolsas colectoras de varios pacientes.
7. No desconectar la unión sonda - tubuladura y obturar con tapones, ampollas, etc., debido al riesgo de contaminación. De ser trasladado el paciente, llevarlo con la bolsa colectora.
8. El método de recolección de orina para urocultivo en un paciente sondado será por punción de la sonda vesical con técnica aséptica.






PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


BOLSA PARA AGUA CALIENTE

Método de aplicación de Calor Seco. La bolsa de agua caliente se suele llenar hasta las dos terceras partes de su capacidad. El aire sobrante se extrae de la bolsa y se cierra. De esta forma, la bolsa de agua caliente pesa poco y puede adaptarse al cuerpo. La temperatura del agua dependerá de las características del paciente: adulto normal 51,5º C., adulto débil o inconsciente entre 40,5º y 46º C.


          Aplicación de calor. Son los métodos que se utilizan para la aplicación de calor húmedo o seco sobre una región del cuerpo.
          Consideraciones generales. La aplicación directa de calor eleva la temperatura hística y favorece el fenómeno inflamatorio, ya que causa vasodilatación e incrementa la circulación local, lo que a su vez fomenta leucocitosis, supuración, drenaje y cicatrización. El calor también eleva el metabolismo hístico, disminuye el dolor causado por espasmo muscular y reduce la congestión de vísceras profundas.
           Los dispositivos utilizados para suministrarlos incluyen, entre otros, bolsa de agua caliente.

Contraindicaciones. El tratamiento con calor directo está contraindicado cuando hay hemorragia y en pacientes con neoplasia maligna comprobada o presunta, pues puede favorecer la multiplicación celular; también durante la fase aguda de esguince, ya que la vasodilatación aumenta el dolor y la tumefacción, y en estados que se acompañan de inflamación aguda, como la apendicitis.

El calor directo se debe aplicar con precaución si la persona sufre de trastornos funcionales renales, cardíacos o respiratorios, arteriosclerosis y aterosclerosis, y disminución de la sensibilidad, así como en individuos muy jóvenes o ancianos. Se debe utilizar con sumo cuidado sobre regiones sensibles al calor, como tejido cicatrizal o estomas. A causa del peligro de quemaduras y posibles efectos generales, como aumento de frecuencia respiratoria e hipotensión arterial, el calor directo solo se debe aplicar cuando el médico especifique su uso.

Objetivos:

_Aliviar la inflamación y la congestión.
_ Relajar músculos, tensiones y ligamentos.
_ Aliviar dolores artríticos, tendinosis y musculares.
_ Favorecer la colección del pus.
_ Ayudar a la cicatrización.
_ Aliviar las molestias causadas por el frío.

Precauciones:

 _ Observar el estado de la región (piel, tejido cicatrizal o estoma), debido al peligro de quemaduras .
_ Ofrecer agua a la temperatura que sea aceptada por el paciente.
_ Utilizar material estéril en caso de lesiones abiertas.
_ Observar la piel durante el procedimiento.
_  No aplicar calor directamente a la piel.
_ Extraer el aire de la bolsa.
_ Ajustar bien la tapa de la bolsa.
_ Envolver la bolsa con una toalla o paño.
_ Secar la bolsa después de finalizar el procedimiento.

 Equipo:

_ Bolsa de goma para agua caliente.
_ Agua caliente.
_ Paño o toalla para la bolsa.
_ Hule tirante y sábana (si es necesario).
_ Parabán (si es necesario).


Bibliografía: www.auxiliar-enfermeria.com/.../letra_b.htm
www.ungefcm.gq:8081/datas/enfermeria
Dra. Solangel Hernández Tápanes: Editora Principal, Especialista de II Grado en Medicina Física y Rehabilitación | Polic. Hospital Docente "Luis de la Puente Uceda", MINSAP|  Ciudad de La Habana,
PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


BOLSA PARA HIELO

APLICACIÓN DE FRIO


Se denomina crioterapia y es un método muy accesible , ya que una de sus formas principales es la bolsa de hielo.

Resulta de gran utilidad en procesos articulares agudos por su efecto antiinflamatorio.

Acciones producidas por el frío

- Analgésica, por bloqueo de los receptores del dolor y enlentecimiento de la conducción dolorosa en las fibras sensibles. También es contrairritante compitiendo con la percepción del dolor.

- Antinflamatoria, por bloqueo de los mediadores de la inflamación.

- Alivia los espasmos musculares secundarios a una lesión articular o esquelética subyacente.

- Reduce la hinchazón y la hemorragia en las primeras 24 horas de un traumatismo leve, como puede ser un esguince.

El frío tiene algunas ventajas sobre el calor ya que puede ser aplicado en heridas, donde no se ha visto un aumento del riesgo de infección.  

EQUIPO

Bolsa para hielo.
Hielo en trozos.
Cubrebolsa.

 PROCEDIMIENTO

Llene la bolsa hasta la mitad o dos terceras partes, con trozos pequeños de hielo.
Colóquela en una superficie plana, extraiga el aire y ciérrela herméticamente.
Colóquela dentro del cubrebolsa después de secarla.
Aplíquela sobre la región afectada.
Remuévala cuantas veces sea necesario durante el tiempo de tratamiento.
Si se aplica en el cuello, sosténgala con una compresa doblada, si no se ha utilizado collar de hielo.
Si se aplica directamente sobre una herida, cubra la bolsa con una compresa estéril. 








Bibliografía: fcm.uncu.edu.ar/enfermería/.../tecnicasyprocedimientos.pdf

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


BOLSA PARA COLOSTOMIA
Material: Se debe elegir el dispositivo más adecuado al paciente, en función del tipo de estoma, de sus características y de la piel circundante.
Sistemas colectores: Constan de una parte adhesiva que se pega alrededor del estoma y una bolsa que recoge los productos de desecho. La primera debe adherirse bien a la piel, garantizándole al paciente un buena movilidad, al mismo tiempo que previene la irritación de la piel periestomal. En la mayoría de los casos la bolsa lleva incorporado un filtro de carbón activado que permite el paso de aire pero retiene el mal olor.
Existen distintos tipos de sistemas colectores:
Según el tipo de vaciado:
Ø  Cerrados: adecuados para heces sólidas o pastosas. Se necesita una bolsa para cada uso.
Ø  Abiertos: el extremo inferior se cierra con un pinza que permite su vaciado.
Las bolsas de urostomía llevan incorporado un sistema antirreflujo.

Según el sistema de sujeción:
Ø  De una pieza: el adhesivo y la bolsa van unidos y se colocan directamente sobre la piel. Adecuados para pieles que soporten bien los cambios frecuentes de adhesivo y en casos de heces sólidas.
Ø  De dos piezas: el adhesivo y la bolsa están separados, y se adaptan entre sí a través de un anillo de plástico. La placa adhesiva puede mantenerse durante dos o tres días. Adecuados para pieles sensibles y en caso de que se necesite reposo de la piel periestomal. Inconveniente: menos flexibles, por lo que se adaptan peor a los pliegues de la piel.
Ø  De tres piezas: similar a los anteriores, pero con un clip de seguridad en el cierre del aro.

Según la base:
Ø  Plana.
Ø  Convexa: para estomas retraídos.
Ø  Recortable.
Ø  Pre-cortada.
Accesorios:
Ø  Plantilla medidora del estoma.
Ø  Pasta niveladora y tiras de resina moldeable: para rellenar los desniveles de la piel, favoreciendo así la adhesión del sistema colector.
Ø  Crema barrera: para las curas de dehiscencias y fístulas, regenerando la piel. Contiene hidrocoloides.
Ø  Crema/polvos protectores: para irritaciones de la piel periestomal o dermatitis. Los polvos son más útiles en casos de humedad en la zona.
Ø  Placas adhesivas para protección de la piel: con contenido de hidrocoloides. Usadas también en el tratamiento de las dermatitis.
Ø  Pastillas gelificantes: convierten el líquido de una bolsa de ileostomía en una masa gelatinosa que se mueve menos.
Ø  Cinturones para asegurar las bolsas.
Ø  Desodorantes.
Ø  Pinzas para cierre de bolsas abiertas.
Ø  Sistemas de obturación e irrigación: permiten controlar el momento de evacuación.
Cuidados de colostomías
La ostomía consiste en la derivación de una parte del intestino a la parte exterior del abdomen para facilitar la eliminación de las heces y los gases.
Las ostomía pueden ser temporales, mientras cicatrizan los extremos del intestino unidos después de extirpar un tumor, o bien permanentes, si se ha extirpado un tumor del recto. En ambos casos, las personas que llevan una ostomía no pueden controlar voluntariamente las deposiciones y necesitan una bolsa de recogida de heces.

Cuidados:

El agujero por el cual se eliminan las heces se llama estoma, y es importante que la mucosa y la piel de su alrededor tenga un color rosado. Es fundamental que la bolsa de recogida se ajuste perfectamente a las medidas del estoma y que la banda protectora adhesiva de la bolsa esté bien enganchada a la piel circundante, para evitar que se irrite la piel de alrededor.
Después de la intervención el equipo de enfermería le enseñará a controlar sus deposiciones mediante la utilización de enemas.

Limpieza y cambio de bolsa:

Al menos una vez al día debe realizar una buena higiene de su colostomía y cambiar la bolsa. El mejor sitio es el baño del domicilio, el momento más adecuado acostumbra a ser antes de las comidas ya que es cuando disminuyen las deposiciones.
Debe colocarse delante del espejo del baño y seguir los siguientes pasos:
Desenganche con cuidado la bolsa del abdomen, con una mano sujete la piel y con la otra retire la bolsa de arriba abajo.
Limpie bien el estoma de los restos de heces con papel, no utilice gasas.
Limpie bien el estoma y la piel de alrededor con agua tibia y jabón neutro. No frote con fuerza y utilice una esponja natural.
Seque suavemente la piel con pañuelos de papel o una toalla suave. No utilice cremas, alcohol, etc. ya que puede dificultar la adhesión de la bolsa.
La mucosa del estoma puede sangrar con facilidad, no se asuste si observa una pequeña cantidad de sangre ya que es normal.
Antes de enganchar la bolsa compruebe que la piel esté bien seca, prepare la nueva bolsa de ostomía y coloque las manos encima de la bolsa durante un par de minutos para calentarla y facilitar su adhesión.
Es conveniente al enganchar la bolsa tener en cuenta las actividades que va a realizar. Si va a estar de pie o sentado, coloque la bolsa en posición vertical, si por el contrario está encamado es mejor colocarla inclinada.

Bibliografía: Enfermería Cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales. Sección VI- Capítulo 111 [Internet].  2006 [acceso 23 de marzo de 2006]. Disponible en:
http://www.eccpn.aibarra.org/
Hospital Universitario Vall d´Hebrón. Crohn-Colitis y Ostomías. [Internet]. Unitat d´Atenció Crohn-Colitis [acceso 23 de marzo de 2006]. Disponible en: http://www.ua-cc.org/index.jsp
Martí Ragué J., Tegido Valentí M. Estomas. Valoración, tratamiento y seguimiento. Barcelona: Doyma.Barcelona;1999.
Ramírez Puerta AB., Jadraque Jiménez P. , Pérez-Hervada Payá A., Ramírez Puerta D., Funes Meseguer M.J., Martínez Martínez F.J.  Cirugía Menor: Curas y técnicas de enfermería. En: Carrasco Carrasco E. Cirugía Menor. Manual de Práctica Quirúrgica y Traumatológica en Atención Primaria. Fundación Instituto Upsa del Dolor; 2003. p.156- 163.



PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


BRAZALETE PARA TENSIOMETRO

UBICACIÓN: Consultorio médico; cirugía; sala de urgencias.

DEFINICIÓN: El esfigmomanómetro o tensiómetro es un aparato compuesto de un manómetro de aire o de una columna de mercurio, que se usa para tomar la presión arterial. Existen varios modelos: Aneroide, de mercurio, electrónico.
ACCESORIOS DE EQUIPO: El esfigmomanómetro de mercurio consta de un brazalete, una pera con una cámara inflable, una columna de mercurio graduado de 0 a 300 mm hg., que marca los valores de la presión arterial, una manguera entorchada  que conecta la columna de mercurio a la pera de goma y una válvula que controla la salida de aire. Algunos modelos pueden ir colgados a la pared y otros son de sobremesa, pero todos deben leerse a la altura de la vista.
El esfigmomanómetro aneroide está compuesto por un brazalete, cámara inflable, un manómetro de presión graduado de 0 a 300 mm hg, que marca los valores de la presión arterial y una pera de goma con su respectiva válvula que controla la salida de aire.


REQUERIMIENTOS DE INSTALACIÓN: El equipo debe situarse en lugar apropiado y según su modelo
                                                                      (Mesa, pared, móvil).
PRUEBAS DE FUNCIONAMIENTO: Enrollar el brazalete alrededor del brazo a unos 2 ó 3 cm por encima de la fosa ante cubital (pliegue entre brazo y antebrazo) con los tubos de goma encima de la arteria braquial.
Cerciorarse que la válvula de la pera de goma este bien cerrada.
Para tomar la presión arterial en la extremidad inferior usaremos un brazalete apto para este fin y lo colocaremos
sobre el muslo con las gomas encima de la arteria poplítea.

 Bibliografía: Protocolo Esfigmomanómetro - Lycos Tripod


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

CAJA DE CURACION
Pinza kocher recta con dientes, pinza de disección, mango de bisturí metálico, estilete.

CURACIÓN: Procedimiento a través del cual se trata de restablecer la continuidad de la piel.

MÉTODOS DE CURACIONES
·         Cura seca: Se usa para curar las heridas asépticas, empleando soluciones o sustancias volátiles. Por ejemplo: el alcohol
·         Cura húmeda: Se usa para las heridas sépticas, empleando soluciones no volátiles. Por ejemplo: agua oxigenada, suero fisiológico.
OBJETIVOS DE LAS CURAS:
·         Evitar las infecciones de las heridas y otras complicaciones que se deriven de la infección
·         Evitar infecciones cruzadas
·         Incorporar al paciente a sus actividades diarias lo más pronto posible
PRECAUCIONES AL REALIZAR LAS CURACIONES:
·         Mantener la privacidad del paciente
·         Realizar primero las curas menos sépticas y luego las más sépticas
·         Tomar muestras bacteriológicas de las secreciones y enviarlas al laboratorio de Microbiología
EQUIPO NECESARIO PARA REALIZAR LAS CURAS:
Estéril:
·         Torundas
·         Depresores
·         Aplicadores
·         Apósitos
·         Tubos de ensayos
·         Guantes estériles
·         Jeringuillas de diferentes calibres
·         Solución
No estéril
·         Recipiente de desecho
·         Antibiótico
·         Agua y jabón
·         Hule, sabana tirante
·         Paraban
·         Tijera
·         Esparadrapo
·         Vendaje


Bibliografía:  
·         AMERICAN SUTURE ( 1998) Catalogo de suturas
·         Castro AM. Manual de procedimientos de Enfermería. Editorial Ciencias Médicas. 2002.Cuba
·         Davis JH. Clinical surgery, CV Mosby Co, 1990.


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


CAMISOLINES DESCARTABLES


Los camisolines se utilizan para proveer una barrera efectiva de protección y reducir las oportunidades de transmisión de microrganismos por la sangre o fluidos corporales.
Es importante en partos y cirugía un camisolín de tela resistente a los líquidos, sobre todo en las mangas y pecheras. Los delantales se utilizan para el personal que atiende a pacientes en aislamientos de contacto. Si bien la eficacia de esta medida no ha sido probada ni se encontraron datos que la fundamenten, recomendamos su uso para algunos gérmenes patógenos epidemiológicamente importantes. En este caso, se tendrá en cuenta retirarlo antes de salir de la unidad del paciente y lavar las manos con soluciones antisépticas inmediatamente.
En algunas instituciones el uso del delantal es desconocido y se utiliza un camisolín. En este caso el camisolín se debe descartar entre cada uso, ya que generalmente es de tela, descartable o reusable, y se puede contaminar en pacientes con abundantes secreciones.
De volver a colocarlo, las manos se pueden contaminar con el camisolín ya usado.
En el caso del delantal, debe ser de tela impermeable, y sin mangas (carnicero) que se puede lavar entre cada uso o bien descartarlo. El uso de estos elementos debe asegurar la no transmisión de microrganismos. Se destaca que en la
literatura de países con más recursos que el nuestro, un camisolín se usa y se descarta
.






  


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

CATETERES ENDOVENOSOS


La utilización de vías venosas para la administración parenterales de sustancias se va realizando desde hace varios siglos, pero lo que ha determinado la evolución de esta técnica en las ultimas décadas ha sido la disponibilidad de materiales mejor tolerados por el órgano que facilitan la punción y la perfusión de las sustancias compatibles a administrar, así con desarrollo de los cuidados de enfermería que se precisan para su mantenimiento.
Los sistemas vasculares son indispensables para la práctica de la medicina actual. Se utilizan para administrar fluidos intravenosos, medicación, sangre o derivados, nutrición parenteral y monitorear el estado hemodinámico en pacientes críticos.
El uso de estos sistemas puede producir una variedad de complicaciones que incluyen tromboflebitis séptica, endocarditis, bacteriemia e infecciones metafísicas como osteomielitis y artritis, resultantes de la diseminación hematógena desde un catéter colonizado.
Los catéteres venosos centrales están indicados en aquellos pacientes que necesitan infusiones múltiples de líquidos que no pueden administrarse por una vena periférica.
El primer catéter venoso central fue insertado hace más de cuarenta años. Desde entonces, han recorrido un largo camino de modificaciones y mejoras en su forma, materiales y técnicas de colocación. Aubaniac en 1952, publico el primer trabajo sobre catéteres y 1953, el radiólogo Stockholm dio a conocer la técnica de Seldinger después de utilizarla para acceder a una vía central.
Una de las aportaciones más importantes la hicieron Broviac en 1973 y Hickman en 1979 cuando descubrieron y utilizaron los primeros catéteres de silicona, que en la actualidad, se insertan a miles de pacientes que requieren tratamientos largos y ambulatorios.

Objetivos

·         Conocer de manera global cuales son los procedimientos y cuidados utilizados por la enfermería en la inserción y mantenimientos de estos dispositivos.
·         Instauración correcta de un catéter venoso periférico para aplicar un tratamiento con menores consecuencias iatrogénicas para el paciente, tanto a nivel nosocomial como hemodinámico.
·         Identificar de forma precoz las manifestaciones de flebitis en el periodo de canalización de la vía.
·         Mantener la permeabilidad del catéter alargando su duración.
·         Evitar complicaciones por movilización del catéter.

¿Qué es un catéter venoso central?

Los catéteres venosos centrales son sondas que se introducen en los grandes vasos del tórax o en las cavidades cardiacas derechas, con fines diagnósticos o terapéuticos
Descripción de la situación clínica Entendemos por acceso venoso periférico, el abordaje a una vena superficial de localización extra _ aponeurótica, generalmente en las extremidades superiores siendo más excepcional las extremidades inferiores en los adultos y que en neonatos además se localizan en la cabeza.
Entendemos por acceso venoso central, el abordaje de una vena profunda, localizada centralmente en el organismo, aunque su inserción puede ser periférica, pero la localización de la punta del catéter acaba siendo central.
Los estudios radiológicos son necesarios para confirmar su ubicación de tal manera que una punta de catéter situada en una vena axilar o subclavia no se considera como central.

Indicaciones

Con fines diagnósticos y de monitoreo se utilizan para medir la presión venosa central en pacientes en los que el remplazo de líquidos pueda llevar a edemas pulmonar. Tal es el caso de ancianos o pacientes con patología cardiovascular que presentan una enfermedad grave o de pacientes que son llevados a intervenciones quirúrgicas complejas.
Podemos encontrar un catéter venoso central en unidades de cuidados intensivos, medico, quirúrgicas, trasplantes y programas de terapias ambulatorias.
La mayoría del catéter venoso central se instala con el propósito de tener un acceso directo al sistema vascular central en donde se requieren terapias intravenosas a largo plazo para la administración continua de medicamentos vesicantes (ejemplos quimioterapias), soluciones hipertónicas (Ph elevados), nutrición parenteral (NP) y monitorización hemodinámica continua.

Responsabilidad del equipo

La valoración de necesidades reales y potenciales del paciente permitirá la elección del catéter adecuado no sin olvidar el riesgo de producir infección es muy elevado. Dentro de este marco el personal de enfermería comparte la responsabilidad con el personal médico de la aplicación y cumplimiento de medidas aséptica durante su colocación y manejo incluyendo la toma de muestras y Emmo.-cultivo. La trascendencia del papel de enfermería en relación con las infecciones intrahospitalarias relacionadas a catéter radica en su directa responsabilidad en el cuidado de los mismos los resultados serán óptimos se dispone de personal que conozca y cumpla con el protocolo de colocación y manejo de colocación de catéteres venosos central de su unidad hospitalaria con un código de ética inalterable.
Aunque existe un alto porcentaje de retiro innecesario de catéter venoso central por sospecha de infección, es importante valorar no solo los síntomas y corroborarlos con muestra de sangre(hemocultivos) es necesario en insistir en la toma rigurosa con técnica estéril que asegura resultado microbiológicos fiables y reales sin embargo, la tasa de infección intrahospitalaria relacionada a catéter venoso central representa grandes costo no solo para las unidades hospitalarias sino también para el paciente que no debemos olvidar que un acceso venoso no puede tomarse por segunda ocasión lo que dificulta el manejo de pacientes crónicos.

Prestar unos cuidados de calidad y proporcionar una asistencia confiable al paciente incluye plantearse como objetivo evitar las complicaciones asociadas.

La prevención de las complicaciones potenciales, en especial las relacionadas con la infección, se convierte en un aspecto de suma importancia, para lo cual se requiere crear el sustento adecuado que a los profesionales les permita disponer de herramientas para alcanzarlos, en este sentido es preciso formar sobre contenidos específicos al personal relacionado con la terapia intravenosa y crear los procedimientos, protocolos y guía de actuación con las cuales homogeneizar y estandarizar los distintos momentos de instauración, vigilancia o actuación relacionada con la terapia intravenosa (el riesgo de infección disminuye con la estandarización de los cuidados), con los cuales poder llegar a un compromiso entre la seguridad del paciente y los coste.

Las complicaciones potenciales minimizan la morbi-mortalidad, además de acortar los tiempos de estancia hospitalaria y los costos asociados a cada proceso.

Característica del material para vías central

El material ideal para un catéter debe reunir ciertas características como son: bio-compatibilidad, reducida formación de trombos, fácil inserción y radio opaco.
El catéter de poliuretano son más flexibles, generan menos riesgo de trombosis, son altamente bio-compatible, difícilmente se acodan, tienen buena resistencia para presiones positivas, sus vías permiten todo tipos de tratamientos intravenosos como: la infusión de soluciones
Nutrición parenteral, elementos sanguíneos monitorización de presión venosa central (PVC) etc. Son recomendables para terapias a corto y mediano plazo se pueden múltiples encontrar frecuentemente en las áreas de cuidados intensivos, post-quirúrgicas etc.

Complicaciones de los catéteres venosos centrales

Debido a la gran variedad que existen de complicaciones asociadas a un catéter se clasifican por orden de importancia en:

Infecciosas

Contribuye la causa mayor mas común, el estafilococo coagulasa negativo es el más frecuente detectado como agente causal seguido por el estafilococo aureus, ambos considerados como parte de la flora de la piel y la cándida que se asocia a la contaminación de NP.
Los microrganismo de la piel pueden ser trasportado a lo largo del catéter por acción capilar al momento de la inserción, por esta razón es necesario hacer énfasis en el cumplimiento de los principios de asepsia y conservar la esterilidad de las áreas.
La presentación clínica de infección puede ser desde una infección local pudiéndose manejar con cuidados i antibióticos oportunos, hasta un proceso infeccioso más agresivo con progresión a celulitis causando grave daño tisular y sistémico.

Mecánicas

Suelen presentarse durante la instalación en cualquier momento por lo que es importante permanecer alerta durante todos los procedimientos. Los incidentes que suelen presentarse con mayor frecuencia son: embolias gaseosas, neumotórax, migración de la punta de catéter a otro sitio (cuello, ventrículo, etc.) desgarro en cava superior o extravasación por fuga.

La aplicación de las siguientes medidas disminuye la posibilidad de complicaciones.
·         Una posición cómoda y adecuada facilita el procedimiento, optimiza tiempo y evita contractura muscular.
·         Todo paciente que sea sometido a instalación de catéter debe estar monitorizado, esto permite detectar arritmias por migración al ventrículo cardiaco.
·         Es muy importante verificar al término del procedimiento que el catéter se encuentre en el sitio correcto por lo que se deberá tomar una placa radiográfica de control.
·         Anotar en la hoja de enfermería el registro de los incidentes que se hubieran presentados.

Químicas

Son menos frecuentes, sin embargo, representan una de las causas para el retiro anticipado de un catéter sea de corta o larga estancia, la oclusión ocasionada por trombos y precipitados de medicamento por ejemplo difenihidantoinato o de electrolitos como fósforo, calcio entre otros, pueden presentarse en cualquier momento. Es muy importante evitar la mezcla de medicamentos cuando se cuente con catéter de una sola vía.
El lavado con solución salina o inyectable antes y después del paso de medicamentos reduce la posibilidad de precipitados.
Para los catéteres multivias no existe este problema ya que están diseñados para el paso simultáneo de medicamento, pero es necesario irrigarlos con solución salina al término del paso de los mismos.
El uso de la estreptoquinasa para permeabilizar un catéter debe ser supervisado por el medico bajo monitorización hemodinámica estrecha para detectar complicaciones principalmente a nivel cardio vascular.
Cuidados específicos de enfermería en pacientes con catéter venoso central
Los cuidados son proporcionados desde la colocación, el manejo y el mantenimiento.

Colocación

Debido a la importancia de este procedimiento y su impacto ante la presencia de complicaciones de tipos infeccioso es necesario conocer los recursos disponibles para llevar acabo acciones eficientes que garanticen la seguridad del paciente en todo momento.
No olvidar que la preparación no es solo física, es necesario también explicarle al paciente en forma clara y con términos sencillo el procedimiento que se va realizar.

Considera invasivo.

El procedimiento para la preparación de la piel para la inserción de un catéter, incluyen el uso de una solución antiséptica que elimina o inhibe el crecimiento de micro organismo de esta forma se reduce en numero los microrganismo residentes y transitorio de la piel y la posibilidad de inserción al introducir el catéter.
Las tres soluciones más usadas son: el alcohol isoprotilico al 70 %, iodopovidona al 20% y la clorexidina al 2%, respecto a este último su uso es limitado para pacientes pediátricos dado al riesgo de hipersensibilidad a este compuesto. La yodo povidona se utiliza frecuentemente debido a su eficacia demostrada para eliminar microrganismo Gram. Positivos como los Gram. Negativos, por lo que es considerada de amplio espectro, su efecto es por contacto y de acción prolongada por lo que es necesario dejar una delgada película sobre la piel para que se logre la acción bactericida prolongada.
Hoy en día se esta difundiendo cada vez mas el uso de alcohol al 70%. Algunos protocolos mencionan su aplicación en el primer tiempo de asepsia el cual se deja secar para posteriormente para aplicar el yodo y povidona.
Sea cual sea el uso de los diferentes antisépticos es necesario establecer protocolos de manejos para catéter con base al tipo de población y experiencia de los servicios.


Manejo

Esta indicado reducir al mínimo las manipulaciones innecesarias del catéter, sea la entrada del mismo, conexiones o sitio de inserción más aun, cuando hay transgresiones de la técnica aséptica.
El lavado de mano como principio universal para realizar cualquier procedimiento nunca debe pasarse por alto. Recordemos que las manos pueden trasportar microrganismos de un enfermo a otro.
Todo manejo de las entradas, conexiones y equipos que se encuentren en contacto con un catéter venoso central así como la preparación y paso de medicamentos deben realizarse con técnica estéril, preferentemente, o por lo menos técnica aséptica ya que se consideran puertas de entrada para los microrganismos.
Las manipulaciones innecesarias con mala técnica aumentan el riesgo de infección en un paciente con catéter venoso central.



Recomendaciones


·         Verificar siempre la permeabilidad de cualquier catéter.
·         Las conexiones para una nueva infusión deben manejarse con técnica estéril.
·         Deben mantenerse una vía exclusiva para el paso del NP y evitar contaminar las otras vías con otro uso que no sea exclusivo para soluciones y transfusiones.
·         La restitución periódica de equipos, líneas y conexiones disminuye la incidencia de colonización, por lo que es aconsejable cambiarse cada 72 horas.
·         El cambio de equipos para el paso de NP, lípidos, propofol debera realizarse cada 24 horas.
·         Los equipos para el paso de elementos sanguíneos deben desecharse y cambiarse después de uso.

Mantenimiento


Es importante proteger la integridad de la piel ya que cumple una función de barrera natural, en el caso de pacientes desnutridos la piel se hace más sensible al uso de antisépticos por lo que los apósitos que se utilizan para cubrir el sitio de inserción deben seleccionarse de manera apropiada para lesionar lo menos posible la piel del paciente.
E l aseo periódico del área que circunda el catéter servirá para disminuir la colonización bacteriana, la limpieza debe llevarse a cabo de forma suave pero firme para eliminar detritus y residuos de adhesivo. El catéter debe limpiarse en su totalidad, esto implica efectuar movimientos de manera que la parte distal al sitio de inserción este limpia completamente. La yodo povidona es un antiséptico que hace su efecto por contacto, eliminarlo por completo inhabilita su función, pero si se deja sobre cualquier material de curación absorbente (gasa) por varias horas puede favorecer a la proliferación de hongos.
El ungüento antimicrobial puede predisponer a infecciones por cándida o crear Multi-resistencia bacterial por lo que su uso debe ser evitado.

Recomendaciones

La curación del sitio de inserción podrá realizarse no antes de 12 horas posterior a la colocación, excepto aquellos casos en que existe sangrado, diaforesis en el paciente, sitio de curación expuesta y fuga del sitio de inserción. Posteriormente se realizara curación cada 72 horas o antes de acuerdo al estado del paciente y área donde se encuentre.
Los apósitos semipermeable y transparente permiten una mejor visibilidad del sitio de salida del catéter y cortes pequeños de gasa favorecen a un buen control de humedad en el sitio de inserción.
Aunque existen literaturas que documentan la permanencia de curaciones con apósito plástico de 5-7 días es conveniente realizar evaluaciones periódicas a través de protocolos de investigación para establecer el más conveniente para la seguridad del paciente.

Catéter venoso periférico

El avance de los últimos veinte años ha sido marcado, al introducir materiales que causan menor reacción a nivel local, disminuye en la colonización de bacterias y notorias reducción en el calibre de la cánula periférica. A pesar de los avances obtenidos, no sea logrado establecer un protocolo de manejo de los catéter venosos periféricos que ofrezcan seguridad en la disminución de complicaciones al colocar un catéter periférico, lo único que es cierto es que el estricto uso de la técnica aséptica en la realización del procedimiento disminuye las complicaciones. Otras medidas, tales como, colocación de apósitos de gasas frente apósitos transparente, cambio periódico del catéter y curación 24 horas posterior a la inserción, no aseguran la ausencia de flebitis y reacciones en el sitio de inserción Como toda técnica invasiva tiene sus riesgos y complicaciones, entre ellas flebitis y trombosis, alterando en algunos casos la evolución del paciente y prolongando la estadía hospitalaria con el correspondiente incremento en el costo de la internación.
Todo depende de la duración del tratamiento endovenoso, del grado de La utilización de los catéteres intravenosos periféricos en pacientes de urgencias es de alta frecuencia.
Actividad del paciente, las condiciones de la piel y del número de inserciones ya realizadas.

Indicaciones

·         Reposiciones de líquidos y electrolitos.
·         Administración de medicamentos intravenosos.
·         Transfusión de sangre y sus derivados.
·         Recolección de muestra de sangre.
·         Mantener una vía venosa permeable para casos de emergencias.
·         Realización de estudios diagnósticos.

Procedimiento

 Explicar al paciente el procedimiento.
 Ubicación del paciente de tal forma que la extremidad permanezca en una superficie firme y plana.
 Lavado de manos y colocación de guantes limpios.
 Selección del sitio de punción: evaluar calibre, condiciones de la vena, presencia de tortuosidades, equimosis, indicación del catéter.
 Aplicación del lazo: con el fin de palpar y ver las venas. No ajustar demasiado, puesto que, se obstruye el flujo sanguíneo, se puede constatar al palpar el pulso.
 Si es un anciano o un niño aplicar el torniquete muy suave o utilizar los dedos como este de lo contrario se puede dañar la vena en el momento de la inserción de la aguja.
 Palpación de la vena: utilizar los dedos índice medio de la mano no dominante, una vena sana se puede palpar suave, elástica, resistente y sin pulso. La palpación es la técnica de mayor valor, si se puede percibir, ubicar y definir el trayecto de la vena la inserción del catéter será un éxito. En caso de no palpar o visualizar la vena intentar las siguientes maniobras: colocar una compresa caliente a lo largo del brazo o sitio de inserción diez minutos antes de la aplicación del torniquete, realizar masajes en dirección al flujo sanguíneo e indicar al paciente que abra y cierre la mano.
 Preparación de la piel con una solución antiséptica que puede ser alcohol al 70%, povidona yodada al 10% o tintura de yodo al 2%. Frotar el sitio de inserción del centro a la periferia por un lapso de 60 segundo y se deja actuar la solución por espacio de dos minutos, tras lo cual se retira el exceso. No utilizar alcohol después de aplicar solución de yodo, puesto que impide la actividad antiséptica residual del yodo.
 Fijación de la vena, sin entrar en contacto con la zona preparada para la punción, utilizando los dedos índice y pulgar de la mano no dominante estirando la piel.
 Técnica de punción: dirigir la aguja en ángulo de diez / 30 grados con el bisel hacia arriba hasta penetrar la piel, posteriormente reducir el ángulo para evitar traspasar la pared posterior de la vena. Al obtener retorno de sangre a la cámara de la aguja, se retira el torniquete y se avanza el catéter y se retira simultáneamente la aguja guía, se ocluye por un momento el flujo haciendo presión con el dedo pulgar sobre la vena en el sitio donde se localiza la punta del catéter, y se desecha inmediatamente la aguja en un recipiente dispuesto para tal fin.
 Conectar el equipo con la solución a infundir o el adaptador (tapón heparinizado) y ajustar la velocidad de infusión a un ritmo adecuado.
 Para la instauración de un catéter con tapón se lava el catéter con un milímetro de solución salina heparinizada (100 UI/ml).
 Comprobar que el líquido fluye libremente, cubrir con apósito y fijar el catéter.
 Marcar la vena punción con la fecha, hora y calibre del catéter. Marcar los equipos de infusión con la fecha.
 Registrar en la historia clínica el procedimiento, complicaciones y respuesta del paciente.
 Evaluar por lo menos una vez por turno el sitio de la venopuncion y las soluciones que se están infundiendo.
 Realizar curación del sitio de inserción cada 48 horas o antes, si el apósito se humedece o está en mal estado.
 Cambiar la venopuncion cada 72 horas o antes, si se presenta dolor, frió, palidez cutánea, eritema o inflamación en el sitio de punción.
 Explicar al paciente los signos y síntomas de flebitis y extravasación para que informe de manera oportuna su presencia.


Recomendaciones


Ø  El profesional de salud debe poseer amplio conocimientos del procedimiento y su objetivo para seleccionar el tipo de catéter y la vena utilizar.
Ø  Utilizar el catéter más corto y de menos calibre que se acomode al tratamiento prescripto y seleccionar la vena que concuerde con el tamaño y longitud del catéter.
Ø  Usar catéter de pequeño calibre y longitud para la administración de antibióticos y líquidos de mantenimiento.
Ø  Para hemoderivado, utilizar un catéter de calibre 18 Ga o superior.
Ø  Si un paciente recibe fármacos irritantes utilizar catéter 24-22 Ga e introducirlo en una vena gruesa para facilitar la hemodilución y reducir la irritación de la vena.
Ø  Una venopuncion en la mano es apropiada para catéteres de pequeños calibre por ejemplo 22-24 Ga, catéteres de mayor calibre están indicados en el antebrazo y el brazo.
Ø  Evitar en lo posible colocar el catéter en el brazo dominante.
Ø  Evitar en lo posible los sitios de flexión (flexión de la muñeca o el codo) con el fin de reducir el riesgo de extravacion. Si es necesario aplicar una inmovilización.
Ø  No utilizar una vía periférica para la infusión de sustancia irritante o hiperosmolares (osmolaridad mayor de 500mOs/ml) como nutrición parenteral y dextrosa al 50 %.
Ø  Evitar el uso de venas que han presentado flebitis.
Ø  Evitar punzar las venas del brazo del lado de mastectomía o vaciamiento glandular.
Ø  No intentar la punción en una vena más de dos veces ya sea por falta de experiencia, estado del enfermo o de la vena solicitar ayuda a otra persona.
Ø  Un principio general es comenzar de la zona distal a la proximal.
Ø   
Ø  No rasurar la zona de punción, se producen microabraciones que incrementan el riesgo de infección.                     
Ø  No palpar la zona de inserción después de haber limpiado la piel con solución antiséptica.
Ø  No elegir una vena esclerosada, la cual al palparla parece un cordón y se mueve con facilidad.
Ø  Evitar la punción de una vena dolorosa, inflamada o cercana a áreas de extravasación o flebitis.
Ø  No elegir venas en zona con trastorno de sensibilidad, puesto que, el paciente no detecta alteraciones en forma temprana.
Ø  No realizar venopuncion en miembros periféricos.
Ø  No utilizar las venas de miembros inferiores por el alto riesgo de tromboflebitis.
Ø  Evitar la punción de las venas de la cara anterior de la muñeca, debido al riesgo de lesiones de nervios y tendones durante el procedimiento o por extravasación del líquido infundido.
Ø  No punzar sitio de la piel donde haya lesiones (hongos, abrasaciones etc.).


Complicaciones

Flebitis: consiste en la inflamación de una vena debido a una alteración del endotelio. Las plaquetas migran a la zona lesionada y alrededor de la punta del catéter comienza la formación de un trombo. La agregación planetaria origina la liberación de histamina, aumentando el flujo sanguíneo en la zona por vaso dilatación. Los signos y síntomas característicos son: dolor moderado, enrojecimiento de la zona o el trayecto venoso, calor local, al palpar la vena tiene aspecto de cordón, puede aparecer fiebre. Su incidencia es de 30-35 %. Las flebitis se presentan por tres tipos de causas: bacterianas, químicas y mecánicas. La flebitis bacteriana se presentan por presencia de microrganismo en la solución, contaminación del equipo durante la inserción, deficiencia en la técnica aséptica (lavado de mano y preparación de la piel) y ausencia o mala colocación del apósito. La flebitis química se debe a la irritación de la vena por soluciones ácidas, alcalinas o hipertónicas. La flebitis mecánica se relaciona con la infusión lenta, fijación inadecuada del catéter, el sitio de inserción (zona de flexión, tortuosidad de la vena), calibre del catéter mayor al tamaño de la vena y lección en la vena puncionada.

Los siguientes medicamentos o grupos se han identificado como agentes causales de flebitis: antibióticos ( 63% de los casos ), antivirales, anticonvulsivantes ( fenitoina, fenobarbital ) benzodiacepina (diazepan y midazolam ), adrenergicos ( dobutamina, dopamina y noradrenalina ), anestesicos locales ( lidocaina ), antiarritmicos (amiodarona ), antagonistas de calcio ( nimodipina ) antiulceroso ( omeprazol ) y soluciones electrolíticos ( potasio ).

Prevención de la flebitis: la identificación y el control de los factores de riesgo son la base para la prevención. Se debe contar con una guía de inserción del catéter venoso periférico y un programa de seguimiento de los catéteres que permitan verificar el cumplimiento de los entandares definidos y la identificación temprana de complicaciones.
La flebitis química se previene mediante la utilización de venas con buen flujo venoso para facilitar la hemodilucion, diluir los medicamentos en 30-60 ml de solución e infundir en un tiempo de 30-60 minutos.

Extravasación: en la infusión del líquido por fuera del vaso sanguíneo en el tejido que rodea la vena. Los signos y síntomas son dolor, eritema local, sensación de quemazón y ausencia de retorno venoso. Posteriormente, se forma una ampolla que se transforma en ulcera por el daño causado a las células por el fármaco extravasado.
Es importante prevenir esta complicación, por el daño tisular irreversible, el cual depende de las características del liquido: soluciones hiperosmolares ( calcio, potasio y glucosa ), agentes de diagnósticos, adrenergicos ( adrenalina, dopamina, dobutamina y noradrenalina ) soluciones irritantes a pH básico (fenitoina ,bicarbonato sodico, acetazolamida, aciclovir y tiopental ) y otros anfotericina, diazepam, diazoxido,doxapram, fenobarbital, gamaciclovir, metocarbanol, nitroprusiato sodico, pentamidina, prometazina,rifampicina, tetraciclina y vancomicina ).

El conocimiento de los medicamentos con capacidad irritantes o vesicantes permite la elección correcta del sitio de venopuncion (idealmente en el antebrazo y evitar extremidades inferiores, vena de la muñeca y del dorso de la mano, vasos de pequeño diámetro, inflamados o esclerosado)
Las medidas generales de manejo de la extravasación consiste en detener la infusión, aspirar 5ml de sangre administrar 5-10 ml de diluyente, extraer el catéter, marcar los bordes del ares afectada, elevar la extremidad y controlar la evolución.
Las medidas específicas comprenden medios físicos (calor para favorecer el drenaje del fármaco o frío cuando se inyecta un antídoto localmente), medidas farmacológicas mediante la administración de antídotos por vía tópica o sistémica y tratamiento quirúrgico.


Generalidades del cuidado

Inspeccionar todos los elementos utilizados para la terapia venosa, observando posibles roturas, fecha de vencimiento, grietas en frasco y sachet, turbidez del líquido y cualquier otra alteración.
Deben estar almacenados en lugares limpios, libre de polvos, goteras, suciedades y transito de personal, en armarios cerrados y en contenedores que eviten el amontonamiento.
En los envoltorios deben constar: proceso de esterilización, fecha de vencimiento, numero de lote y datos del fabricante (dirección, teléfono y / o fax, nombre del personal responsable).

Conclusión

Debido al material bibliográfico consultado por distintos autores, llegamos a la conclusión que en ciertos aspectos las infecciones que se producen en distintas aplicaciones de catéteres son debido a la falta de desarrollo de las técnicas
Específica para cada proceso. Esto sería el uso indebido del material y la falta de asepsia a la hora de la colocación del catéter.
Todo se puede atribuir a la falta de experiencia, capacitación y desidia de algunos profesionales en el campo de la salud, que evidentemente practican este procedimiento sin advertir las consecuencias que pueden llegar a ocasionar en el paciente.
También se puede hablar de las alteraciones que provocan algunos medicamentos mal administrados, en ambos casos las consecuencias pueden ser irreversibles.
En las urgencias o emergencias donde lo principal que se tiene en cuenta, es la vida del paciente, quizás dada la situación no se tenga en cuenta la asepsia y técnica correspondiente para un acceso venoso periférico. Una vez estabilizado el paciente se debe aplicar los procesos antisépticos adecuados para evitar futuras complicaciones.








          Bibliografía: www.eccpn.aibarra.org/.../capitulo43.htm
                     Introducción a la enfermería Ricci/ Canestro Univ. Maimonides 2006

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

CHATAS

 Material: polipropileno, en color blanco.
Producto indicado para la recolección de orinas y heces en personas inmovilizadas. Por su forma anatómica es especialmente adecuada para el uso hospitalario. Bordes redondeados para no dañar al paciente.
Asa en forma de "L" que facilita su manejo, pudiéndola coger y transportar de forma segura con una sola mano a la vez evitando posibles derrames.

USO DE LA CHATA


. TECNICA BAÑO EN CAMA

OBJETIVOS:
1. Mantener la piel limpia
2. Estimular la circulación sanguínea con el fin de producir relajación muscular y prevenir escaras
3. Ayudar a mantener hábitos de aseo.


EQUIPO: una bandeja con,
- 1 riñón con solución jabonosa
- torundas de algodón grandes y pequeñas
- bolsas papel
- 1 chata
- 1 recipiente o balde
- 1 lavatorio
- 1-2 jarros con agua tibia



- 1 toalla de baño (paciente) y/o sabanilla
- 1 esponja (si es posible del paciente)
- 1 receptáculo para desechos
- 2 pares guantes de procedimiento
- 2 Sabanas limpias
- 1 sabanilla
- 1 biombo
- Bolsa plástica


Nota: La chata debe colocarse sobre la silla o sobre los palos inferiores de la cama protegida por un plástico o papel limpio, evitar dejar en el suelo. Al trasladar la Chata con desechos debe ir cubierta con un papel o plástico.

RECOMENDACIONES:

- Asegúrese que no haya contraindicaciones para efectuar el baño
- Cierre puertas, ventanas para evitar enfriamientos
- Mantenga la temperatura del agua a gusto del paciente
- Mantenga siempre cubierto al paciente mientras lo baña
- Cambie el agua las veces que sea necesario
- Dé especial atención de aseo a las siguientes zonas, tanto para lavarlas como para secarlas:
a) Las axilas
b) Los pliegues mamarios
c) Los surcos ínter glúteos y
d) La región umbilical
- Puede poner al paciente en decúbito ventral para lavarle la espalda, si esta posición es más cómoda para él
- Estimule al paciente a realizarse personalmente el aseo externo, si su condición lo permite.
- Registre las condiciones de la piel del paciente además de cualquier hecho encontrado que se presente durante el desarrollo del baño (formación de escaras, rush alérgico, etc.)

PROCEDIMIENTO:

1. Explique el procedimiento al paciente
2. Despeje la mesa y velador y límpielos
3. Lávese las manos
4. Lleve el equipo a la unidad del paciente y distribuye el material de forma que quede todo cerca del operante:
    a) la bandeja en el velador o sobre la mesa de comer del paciente (limpia)
    b) la chata sobre la silla.
    c) el jarro y el recipiente en la mesa
    d) Coloque el balde en el suelo protegiéndolo con un papel o plástico.
    e) póngase los guantes de procedimiento
5. Realice aseo de cavidades según técnica.
6. Cubra hombros del paciente y parte de la almohada con toalla o sabanilla y proceda a peinarlo
7. Suelte la ropa de cama, retire el cubrecama y la primera frazada dejándolos sobre la silla y prepare cama en dos.
8. Coloque la chata al paciente y realice aseo genital según técnica.
9. Retírese los guantes usados, descártelos.
10. Lávese las manos y deshaga la cama en dos cubriendo parte superior del paciente con la toalla y parte inferior con ropa           
     de cama.
11. Sáquele la camisa o pijama y déjela en la bolsa de la ropa sucia
12. Saque un brazo del paciente sobre la toalla, jabone el paño de aseo y lávelo desde la mano hacia arriba con movimientos   
      rotatorios llegando al hombro, hasta la axila. Séquelo, coloque desodorante y ponga el brazo bajo la frazada
13. Proceda en la misma forma con el otro brazo.
14. Lave el tórax y abdomen por debajo de la toalla de baño, dando especial atención a los pliegues mamarios al lavar; seque  
     prolijamente. Coloque el pijama.
15. Coloque al paciente en decúbito lateral manteniéndolo cubierto con toalla o sábana, lave la espalda y glúteos, seque y  
     lubrique piel y zonas de apoyo.
16. Deslice la sabana inferior sucia bajo el paciente y coloque sabana limpia doblada a lo largo sobre el colchón limpio.
      Pídale al paciente que se gire hacia el lado limpio y repita paso 13, retire sabana sucia y deslice sabana limpia sobre el
      colchón. Gire al paciente en decúbito supino.
17. Cubra el tórax del paciente con la sabana superior y las extremidades inferiores con la toalla.
18. Saque una pierna sobre la toalla de baño, jabone el paño de aseo y proceda a lavarla con movimientos rotatorios,
      comenzando en el muslo y terminando en el pie.
19. Seque dando especial cuidado a los pliegues Interdigitales.
20. Friccione los pies, especialmente talones, lubricándolos si es necesario
21. Retire toalla de baño en acordeón, deslizando sábana sucia y frazadas hacia los pies de la cama y cubra al paciente con  
      sabana limpia.
22. Confeccione cama. Lávese las manos.
23. Retire el material usado, haga la cama, ordene la unidad. Deje cómodo al paciente
24. Lave y ordene el material
25. Lávese las manos
26. Registre la actividad efectuada en Hoja de Enfermería

TÉCNICA ASEO GENITAL MASCULINO

OBJETIVOS:
1. Asear genitales externos
2. Ayudar a prevenir infecciones genitales
3. Mantener hábitos de aseo
4. Dar comodidad al paciente

EQUIPO: una bandeja con,
- 1 jarro con agua tibia
- 1 riñón con solución jabonosa
- frasco con torundas de algodón grandes
- bolsas plásticas o sabanillas
- 1 chata con su cubre (papel o bolsa plástica)
- 1 receptáculo para desechos
- guantes de procedimiento
- Toalla de papel


RECOMENDACIONES:

- Mantenga la privacidad del paciente
- Los movimientos para realizar el aseo de los genitales deben ser firmes, evitando la suavidad
- Compruebe si la temperatura del agua es tolerable para él, dejando caer un pequeño chorro sobre la parte interna del muslo.
- No olvide dejar el prepucio en posición anatómica
- Si el paciente está en condiciones de hacerse el aseo, proporciónele el material necesario

- Mientras realiza el aseo, observe las condiciones de los genitales para pesquisar signos de irritación y presencia de secreciones ajenas a las naturales (si las hay, registre tipo y cantidad)

PROCEDIMIENTO:

1. Informe a! paciente
2. Lávese las manos, prepare el equipo y llévelo a la unidad.
3. Colóquese los guantes, prepare cama en dos y proteja la sábana Inferior con bolsas plásticas o sabanillas.
4. Coloque entre las piernas del paciente:
a) la chata
b) el receptáculo para desechos
c) el riñón con solución jabonosa y
d) torundas  de algodón
5. Con torundas  de algodón impregnado en solución jabonosa, lave zona suprapúbica, pliegues inguinales, pene, escroto y ano.
6. Deje escurrir la solución jabonosa, ayudándose con tórulas impregnadas sobre el pene y escroto. La torundas  se usa una vez y se desecha
7. Lave la parte posterior del pené, desde arriba hacia la base
8. Retire el prepucio hacia atrás y límpielo con torundas  impregnada el surco balano-prepucial y glande.
9. Vacié el resto de la solución jabonosa sobre los genitales
10. Enjuague con agua limpia temperada cuantas veces sea necesario
11. Seque con toalla de papel: zona supra-púbica, pliegues inguinales, escroto y pene. Vuelva el prepucio a su lugar.
12. Seque glúteos
13 Retírese los guantes. Lávese las manos, rehaga la cama y deje cómodo al paciente
14. Retire el equipo y guárdelo. Deseche lo sucio.
15. Lávese las manos
16. Registre el procedimiento en la Hoja de Enfermería.

DESINFECCIÓN DE CHATAS, urinales, artículos de aseo: Cloro 



 Bibliografía:   Introducción a la enfermería Ricci/ Canestro Univ. Maimonides 2006
                    Garantía de calidad, el control de las I.IH., Guía APIC, OPS. 1991.

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

DESCARTADORES
Manejo de materiales corto-punzantes como aguja, bisturí, instrumentos puntiagudos, láminas, etc. Para evitar accidentes laborales, es obligatorio desechar los materiales corto-punzantes en Descartadores luego de su uso.
Se recomienda:
·         No reencapuchar las agujas.
·         No doblarlas.
·         No romperlas.
·         No manipular la aguja para separarla de la jeringa.
·         De ser posible usar pinzas para manipular instrumentos cortopunzantes.
·         Los recipientes Descartadores deben estar lo más próximo posible al área de trabajo.
Agujas y jeringas
Se deberán usar materiales descartables. Las jeringas y agujas usadas deben ser colocadas en recipientes Descartadores. Las agujas no deben ser dobladas ni se les debe colocar el capuchón protector y éste debe desecharse en el mismo momento en que se retira de la aguja estéril.
Descartadores
Se considera Descartadores al recipiente donde se depositan, con destino a su eliminación por incineración, todos los materiales corto punzantes. Estos Descartadores no deben bajo ninguna circunstancia ser reutilizados.
El descartador debe estar hecho con material resistente a los pinchazos y compatible con el procedimiento de incineración sin afección del medio ambiente.
Es recomendable que los Descartadores tengan asa para su transporte y que la misma permita manipularlo lejos de la abertura del descartador.
La abertura debe ser amplia de forma tal que al introducir el material descartado, la mano del operador no sufra riesgo de accidente.
El descartador debe tener tapa para que cuando se llene hasta las tres cuartas partes del volumen del mismo, se pueda obturarlo en forma segura.
Los Descartadores deben ser de color amarillo y tener el símbolo de material infectante y una inscripción advirtiendo que se manipule con cuidado. Deberá tener dicha inscripción y símbolo, de dimensiones no menores a un tercio de la altura mínima de capacidad del recipiente y con dos impresiones, de forma de visualizarlo fácilmente desde cualquier posición.





Bibliografía: CD Diccionario Mosby Medicina, Enfermería y Ciencias de la Salud 5ta. Edición Ediciones Harcourt – España.
Biblioteca de Consulta Enciclopedia MicrosoftEncarta 2004


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES



DISPOSITIVO PARA INCONTINENCIA URINARIA MASCULINA

 Tipos de incontinencia urinaria:

Ø  Incontinencia de urgencia - es la incapacidad para contener la orina el tiempo suficiente para ir al baño. Es frecuente en personas que sufren de enfermedades como la diabetes, accidentes cerebrovasculares, demencia, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple; pero puede ser el indicio de otras enfermedades o condiciones que también podrían necesitar atención médica.
Ø  Incontinencia por estrés - el tipo más común de incontinencia asociado con el derrame de orina al practicar ejercicio, al toser, al estornudar, al reír, al levantar objetos pesados, o al realizar otros movimientos del cuerpo que hagan presión en la vejiga.
Ø  Incontinencia funcional - derrame de orina causado por la dificultad para alcanzar a tiempo el baño, debido a condiciones físicas como la artritis.
Ø  Incontinencia por sobrecarga - derrame de orina que ocurre cuando la cantidad de orina producida excede la capacidad de almacenamiento en la vejiga.


A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la incontinencia urinaria.

Ø  Incapacidad para orinar.
Ø  Dolor relacionado con el llenado de la vejiga y, o dolor al orinar sin que haya infección de la vejiga.
Ø  Debilidad progresiva del chorro urinario con o sin sensación de completo vaciado de la vejiga.
Ø  Aumento de la frecuencia al orinar sin que haya infección de la vejiga.
Ø  Necesidad de alcanzar el baño rápidamente y, o derrame de orina si no alcanza el baño a tiempo.
Ø  Cambio o anormalidad al orinar relacionados con el sistema nervioso.
Ø  Anormalidades tales como accidente cerebrovascular, lesión de la médula espinal, esclerosis múltiple.
Ø  Derrame de orina que impide las actividades.
Ø  Derrame de orina que comenzó o continuó después de una cirugía.
Ø  Derrame de orina que ocasiona incomodidad social.
Ø  Infecciones frecuentes de la vejiga.



Nombres alternativos

Nombres alternativos

Referencias




PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES



EQUIPO PARA ADMINISTRACION DE SOLUCIONES PARENTERALES

El sistema de perfusión es el dispositivo que conecta el frasco que contiene la solución a perfundir con el catéter.  Consta de las siguientes partes:
Punta perforadora.  Con él se perfora el tapón del envase.  Para conservar su esterilidad tiene una capucha protectora.
Toma de aire con filtro.  Para que la solución fluya, es necesario que vaya entrando aire en el envase.  La toma de aire permite que esto suceda sin que dicho gas pase al resto del sistema.  El filtro, por su parte, impide la entrada de gérmenes.
Cámara de goteo o cuentagotas.  Es un recipiente en el cual va cayendo la solución gota a gota.  Nos permite contar el número de gotas que caen por minuto, para así poder regular la velocidad con la que queremos pasar la perfusión.  Hay cámaras de goteo que en su parte superior presentan una pequeña barrita vertical o microgotero.  Con él obtendremos, en vez de gotas, microgotas, lo cual es útil cuando se desea ajustar con mucha precisión el ritmo de perfusión de la solución (medio hospitalario).
Guía:.  Es un tubo flexible que parte del cuentagotas y que acaba con una conexión para el dispositivo de punción.
Llave o pinza reguladora:  Se encuentra en la guía y, como su nombre indica, nos permite regular el ritmo de perfusión de la solución.  Las hay de varias clases, pero la más frecuente es la tipo roller.
Puerto de inyección: Lo poseen algunos sistemas de perfusión.  A través de ellos se puede inyectar medicación sin tener que desconectar el sistema (lo cual favorece la asepsia).




Bibliografía:
1.       Artieda MC, Jiménez M.  Técnicas de venopunción.  En: Arribas JM, Caballero F.  Manual de Cirugía Menor y otros Procedimientos en la Consulta del Médico de Familia.  Madrid: Merck Sharp & Dohme; 1993.
2.       Esteve J, Mitjans J.  Enfermería.  Técnicas clínicas.  Madrid: McGraww-Hill Interamericana; 2002.
3.       Perry A, Potter PA.  Guía clínica de enfermería.  Técnicas y procedimientos básicos. 4ª ed.  Madrid: Harcourt Brace; 1998.
4.       Botella M, Hernández OM, López ML. Rodríguez A.  Cuidados auxiliares de enfermería.  Técnicas básicas de enfermería.  Administración de medicamentos.  Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias, Consejería de Educación, Cultura y Deportes; 2002; p.435-60.


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

ESFIGNOMANOMETRO

TIPO: MOVIL

OTROS NOMBRES: TENSIOMETRO

UBICACIÓN: Consultorio médico; cirugía; sala de urgencias, salas de internación.

DEFINICIÓN: El esfigmomanómetro o tensiómetro es un aparato compuesto de un manómetro de aire o de una columna de mercurio, que se usa para tomar la presión arterial. Existen varios modelos anaeroides, de mercurio, electrónico.

ACCESORIOS DE EQUIPO: El esfigmomanómetro anaeroide está compuesto por un brazalete, cámara inflable, un manómetro de presión graduado de 0 a 300 mm hg, que marca los valor de la presión arterial  y una pera de goma con su respectiva válvula que controla la salida de aire.

REQUERIMIENTOS DE INSTALACIÓN: El equipo debe situarse en lugar apropiado  según su modelo                

SEGURIDAD ELECTRICA: No requiere de instalación eléctrica.

PRUEVAS DE FUNCIONAMIENTO: Enrollar el brazalete alrededor del brazo a unos 2 ó 3 cm por encima de la fosa ante cubital (pliegue entre brazo y antebrazo) con los tubos de goma encima de la arteria braquial.
Cerciorarse que la válvula de la pera de goma este bien cerrada.
Para tomar la presión arterial en la extremidad inferior usaremos un brazalete apto para este fin y lo colocaremos sobre el muslo con las gomas encima de la arteria poplítea.

PREPARACIÓN PARA EL TRANSPORTE Y EL ALMACENAMIENTO: Se debe proteger el equipo con una carcasa.

DESCRIPCION:

Limpie el equipo con un trapo húmedo para retirar el polvo, también puede usarse un trapo ligeramente       
Impregnado con un limpiador en crema convencional.
Desinfecte el equipo limpiando las partes con una disolución de 1.5 de hipoclorito de sodio al 5% mínimo una vez al día o siempre que haya sangre visible.

Antes de insuflar el aire asegúrese de que la válvula de cierre se encuentre en buen estado.
 Revise el estado de las mangueras y el manómetro de presión.
Revise periódicamente que la pera con que se insufla el aire, no tenga ninguna clase de fisura.
Revisar que la aguja del manómetro marque cero.
Revisar que la bolsa del aire esté completamente vacía.

Las pruebas de funcionamiento de estos  equipos consisten en verificar que el cierre hermético de cuero que sirve para  evitar que salga el mercurio se encuentre en óptimas condiciones.
Revise que la válvula de cierre no esté defectuosa.



Bibliografía: usuarios.multimania.es/.../esfigmomanómetro (protocolo)
PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


ESTETOSCOPIO BIAURICULAR
El estetoscopio tal como lo conocemos hoy, fue creado por René-Théophile-Hyacinthe Laennec en 1816, y es principalmente utilizado para auscultar los sonidos producidos en el interior del cuerpo, con los siguientes ejemplos:
A nivel cardíaco: soplos; toma de presión arterial
A nivel abdominal: ruidos peristálticos, para lo cual muchas veces hay que dejar el estetoscopio en una sola posición durante minutos de silencio, hasta la aparición de sonidos.
También se pueden encontrar soplos a nivel de las arterias como la aorta abdominal o fístulas arterio-venosas.
A nivel pulmonar: la aparición de roncus, sibilancias, crepitancias, estertores finos, etc.
Hoy en día, los estetoscopios no son solamente usados por los médicos, ya que con ellos se pueden también objetivar diferentes tipos de ruidos y son de uso frecuente en agentes sanitarios, promotores de salud, técnicos, enfermeros y hasta de uso hogareño para autocontrol de parámetros vitales como la presión arterial.  
Riesgos  
No hay riesgo para aquellas personas que son examinadas con un estetoscopio, por que el normal funcionamiento de este instrumento, no se asocia con un posible daño hacia el paciente o hacia la persona que lo está utilizando para examinar. Los estetoscopios reproducen importantísima información, cuando es empleado por una persona con entrenamiento y experiencia.

Tipos de  estetoscopios


Los estetoscopios varían en su diseño y material. En estos tiempos existen una gran cantidad de marcas y modelos, pero en general, el largo aproximado es de unos 70cm, y esta compuesto por una campana, olivas, dos tubos de acero y otro de cloruro de polivinilo. Hay tipos clásicos, pediátricos, cardiológicos, veterinarios, electrónicos, entre otros. El que cada día se está utilizando más y va ganando terreno es el estetoscopio electrónico, ya que presenta una mejora considerable al estetoscopio tradicional. Tiene una mayor respuesta a la frecuencia, una mejor sensibilidad al sonido y un control para el volumen, para disminuir el nivel si el sonido es muy fuerte o molesto para el oído humano. En general, el sonido es recopilado por una sonda, ampliado y luego trasmitido a los auriculares.  

Descripción del estetoscopio.

Los estetoscopios generalmente más utilizados contienen una campana o cápsula que se posa sobre el paciente, auriculares en el otro extremo para escuchar, y por último un método para la transmisión del sonido hacia los auriculares. Por un lado tiene una membrana que en un primer momento trasmite los sonidos con una tonalidad relativamente alta. Y por otro lado, tiene una campana que trasmite los sonidos más bajos. Siempre el tamaño de la campana va a variar según la edad del paciente; mientras más chico sea el paciente, de menor tamaño será la campana del estetoscopio a utilizar. Es muy importante que se apoye toda la superficie de la campana sobre el cuerpo del paciente a efectos de aislar todos los ruidos que pueda haber en el ambiente.
El sonido va a ser trasmitido por una manguera de unos cuarenta centímetros, bien resistente, capaz de aislar los demás sonidos y sólo captar aquellos del interior del cuerpo.
Los auriculares deben ser suaves y cómodos para el examinador, ya que no deben causar dolor luego de un tiempo de utilizarlos, pero deben ajustar lo suficiente para no dejar que se incluyan ruidos del ambiente.


Dra. Sandra Bentjerodt P.
Pediatra - Cardióloga Infantil
Hospital Puerto Montt, Clínica Los Andes de Puerto Montt y Clínica Alemana de Puerto Varas

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES



GASAS HIDROFILAS


Desde tiempos inmemoriales, todo aquel que presente una lesión fue intentada una curación a base de contener el sangrado o cubrir la herida de alguna forma, con algún artículo textil o especializado para ese fin. Esto llevó muchas veces a tratar de controlar sangrados profusos erróneamente con lo que se denomina "torniquete", haciendo presión con un vendaje sobre la herida abierta, siendo que esto suele perjudicar la evolución de la lesión. la invención de gasas marcadas radiactivamente para su detección en casos posquirúrgicos (unas gasas con hilo negro entretejido de control radiológico) han pasado muchos eslabones de evolución de la ciencia. La última tecnología nos habla de gasas "biológicas", es decir, la cobertura de lesiones por ejemplo de quemaduras con isoinjertos cutáneos -se cubre la herida con la propia piel cultivada.

  Consejos sobre el manejo de gasas

Ø  Cuidado con la adherencia a la piel: los bordes de la herida son fundamentales para la cicatrización.
Ø  Explicar cada paso al paciente para prevenir accesos de dolor.
Ø  En casos de requerir tratamiento prolongado, evitar la presión sobre el centro de la lesión.
Ø  Cambiar la gasa cuando haya una saturación de ¾ o 75% de la gasa.
Ø  Tener en cuenta la sensación subjetiva de tolerancia al apósito de cada paciente.
Ø  Lavar con solución fisiológica y evitar cualquier producto que pueda producir dolores urentes.
Ø  Tener en cuenta la información siguiente sobre tipos de gasas y sus funciones.
Aquí repasaremos algunos hitos que hoy se conservan como la norma:

Funciones de las gasas


Protección: una gasa ideal es la que protege de modo oclusivo toda la superficie lesionada y además de forma cómoda para los pacientes.

Absorción: las heridas suelen presentar trasudados y exudados según el grado de inflamatoriedad, lo cual requerirá que el apósito elegido tenga un control más o menos elevado de absorción. Por lo tanto, según la herida, encontraremos una mayor o menor indicación de armar el vendaje de modo grueso o fino, y el tiempo en que deba cambiarse la gasa.

Compresión: en ciertas heridas, las gasas deben hacer el papel de "torniquete" que hablábamos más arriba, para poder contener (nunca de modo excluyente) la profusión sanguínea o de material necrótico.

Inmovilización: la gasa permite que se forme un ambiente ácido en la herida al evitar la pérdida de CO2, lo cual genera un ambiente propicio para un mejor aprovechamiento del oxígeno por los tejidos en déficit -se disocia la hemoglobina del oxígeno con mayor facilidad en el medio ácido. Recordar: cuanto menos móvil la lesión, menos dolorosa.


  Método de colocación de gasas:

Es obvio que dependerá, como ya dijimos, de la naturaleza de la lesión. Los enfermeros y los técnicos que colocan gasas realizan intuitivamente una evaluación de la situación de la herida, efectúan la curación y posteriormente colocan el apósito. Hay que tener en cuenta las funciones de las gasas para poder establecer una correcta indicación desde la medicina. Muchas veces, sin embargo, el "automático" nos lleva a errores. Una buena cobertura con cinta adhesiva antialergénica o hipoalergénica se vuelve necesario.


LAS GASAS no sirven sólo para cubrir, sino a veces son utilizadas con el fin de efectuar una esterilización o un lavado de una zona en donde se intervendrá posteriormente.

Es importante que ante un lavado pre extracción de sangre, la gasa con alcohol que se utilice para lavar la zona siga un movimiento en espiral de forma centrífuga, puesto que un lavado "automático" de un lado al otro suele remover los detritus y microrganismos de flora normal de un lado al otro sin quitarlos. En cambio al ejercer el movimiento circular hacia fuera, tomando como punto central el lugar donde se intervendrá, nos asegura una correcta limpieza de la zona.

Tipos de gasa

Las gasas que se necesitan en hospitales suelen ser las de pieza entera, conformadas por 100 metros cuadrados para ser cortadas por cada servicio según lo que precisen.
 
Las compresas quirúrgicas pueden estar dobladas o cosidas, que son presentaciones "de vientre", con varias capas de gasa superpuestas, ideales para el sangrado en las operaciones.

Gasa seca: Se implementa en los casos en que la herida no presenta demasiada secreción ni se presenta demasiado viscosa. Es la gasa típica que se compra en la farmacia.

Húmeda a seca: Se utiliza cuando la herida presenta bastante exudado. Al cubrir una gasa común con solución fisiológica o salina, genera una mejor absorción del material de secreción porque disminuye su viscosidad.

Húmeda a húmeda: Usado en casos de gran exudado, es decir, secreción sin necrosis ni material inflamatorio, por ejemplo líquidos serosos o ascitis. Igual que lo descrito para el caso previo, en éste la idea es no dejar que se seque para continuar con la absorción.
 

Ventajas de las gasas húmedas

Dilución del exudado
Mejor manejo del material necrótico.
Desventajas de las gasas húmedas
No sirven para infecciones pseudomoniásicas (que perviven en medios acuosos)
Si no se controla, se facilita la migración de los microrganismos de la flora cutánea al interior de la lesión.



Bibliografía:   www.delhospital.com/ gasas.
INAHTA (International Network of Agencies for Health Technology Assessment). (8 de junio de 2009). «HTA glossary.».




PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

GLUCOMETRO

Las características del glucómetro  le brindad a las personas con diabetes seguridad y tranquilidad:
Ø  Pequeño en tamaño, fácil de transportar
Ø  Display retroiluminado
Ø  Marcadores pre y post prandiales
Ø  Alarmas para recordatorios

Resultados precisos y rápidos del modo más sencillo

Ø  Codificación automática: Insertar un chip hace que los mediciones sean sencillos desde el primer momento
Ø  Manejo muy fácil y agradable para el usuario: Pantalla de gran tamaño, manejo sencillo con sólo dos botones y la posibilidad de aplicar las muestras fuera del medidor
Ø  Resultados precisos y rápidos: El medidor no necesita más de 5 segundos para realizar la medición y proporcionar resultados que se ajustan estupendamente a las mediciones de laboratorio1
Ø  Detección de muestra demasiado pequeña: El medidor le avisa si ha aplicado una cantidad demasiado pequeña de sangre en la tira reactiva
Ø  Advertencia de caducidad de la tira: Si está realizando la medición con una tira vencida, el medidor le avisa y marca el valor en consecuencia
Ø  Doble comprobación visual: Con la propia tira reactiva puede comparar el resultado de las mediciones para asegurarse de que la medición realizada es correcta.
Medición


Ø  Saque una tira reactiva del recipiente y ciérrelo inmediatamente. El medidor se enciende automáticamente al insertar la tira reactiva en la ranura de las tiras reactivas siguiendo la dirección marcada por las flechas.
Ø  Después de confirmar en la pantalla que el código se corresponde con el código del recipiente, parpadearán los símbolos de la tira reactiva y la gota de sangre. Aplique una gota de sangre en el centro de la zona naranja y aparte el dedo. Obtendrá sus resultados a los 5 segundos.
Ø  El medidor se apaga automáticamente al retirar la tira reactiva. El resultado se guarda en la memoria con fecha y hora.
Ø  Dosis fuera del medidor
Cuando aparecen los símbolos parpadeantes de la tira reactiva y la gota de sangre, saque la tira reactiva del medidor. Aplique una gota de sangre sobre ésta y vuelva a introducirla en el medidor en los 20 segundos siguientes.
Ø  Comprobación visual de fiabilidad de los resultados
Compruebe el color de la ventana de control circular de la parte trasera de la tira reactiva.
Compare el color de esta ventana con los puntos de color de la etiqueta del envase de las tiras reactivas para comprobar la fiabilidad de los resultados. No obstante, tenga en cuenta que sólo deberían utilizarse los resultados obtenidos por el medidor para tomar decisiones terapéuticas.





               Bibliografía:   2010, Roche Diagnostica

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


DIABETES

La diabetes afecta actualmente a 246 millones de personas en todo el mundo y se calcula que afectará a 380 millones de personas en el 2025. Aunque la diabetes afecta casi al 4% de la población mundial2, muchas personas tienen muy poca información acerca de la enfermedad.

Existen dos tipos fundamentales de diabetes:


·         La diabetes de tipo 1 tiene lugar cuando el sistema inmunológico de la persona destruye las células beta del páncreas que crean la insulina. Como resultado, el cuerpo no crea insulina por sí mismo o crea una cantidad muy pequeña de ésta. Las personas con diabetes de tipo 1 deben administrarse insulina diariamente. La diabetes de tipo 1 se llama en ocasiones diabetes juvenil o diabetes insulinodependiente.

La diabetes de tipo 2 tiene lugar cuando el páncreas no produce suficiente insulina, o cuando el cuerpo no puede utilizar adecuadamente la insulina que produce el páncreas. Es posible que en algún momento el páncreas deje por completo de producir insulina. La diabetes de tipo 2 puede afectar a personas de cualquier edad. Tanto para los hombres como para las mujeres, cuanto más sobrepeso tenga el individuo, mayor será el riesgo de desarrollar la diabetes de tipo 2.

La diabetes de tipo 1 suele diagnosticarse en niños o jóvenes, aunque puede aparecer a cualquier edad. Aproximadamente el 3% de los niños y adolescentes padecen diabetes.
A menudo la aparición de la diabetes de tipo 1 es repentina y puede incluir los síntomas siguientes:


Ø  Sed anormal y boca seca
Ø  Micción frecuente
Ø  Cansancio extremo/falta de energía
Ø  Pérdida de peso repentina
Ø  Heridas que tardan en cicatrizar
Ø  Infecciones recurrentes
Ø  Visión borrosa

La diabetes de tipo 1 tiene lugar cuando el sistema inmunológico de la persona destruye las células beta del páncreas, que son las que crean insulina. Como resultado, el cuerpo no crea insulina por sí mismo o crea una cantidad muy pequeña de ésta.
Las personas con diabetes de tipo 1 administran insulina a su cuerpo de una de las formas siguientes:


·         Micro-Infusor de insulina
·         Pen o lapicera de insulina
·         Inyecciones con una Jeringa

Una terapia de administración de insulina, así como un plan de comidas saludable, la actividad física regular y la realización de análisis frecuentes del nivel de azúcar en sangre son importantes para controlar la diabetes de tipo 1.

La diabetes de tipo 2 representa más del 90% de todos los casos de diabetes.1 En la diabetes de tipo 2, puede que el páncreas produzca suficiente insulina, pero el cuerpo no puede utilizarla adecuadamente. Esto se conoce como resistencia a la insulina. Es posible que en algún momento el páncreas deje por completo de producir insulina.

La diabetes de tipo 2 suele a aparecer en adultos, pero puede afectar a personas de cualquier edad.
Entre los factores de riesgo o características adicionales de la diabetes de tipo 2 se incluyen:

·         Historial familiar de diabetes
·         Historial de diabetes gestacional
·         Obesidad
·         Raza/Etnicidad (por ejemplo las personas norteamericanas de origen africano, norteamericanas procedentes de México, norteamericanas procedentes de las islas del Pacífico de Estados Unidos, o nativas americanos, aunque se han realizado pocas investigaciones fuera de Estados Unidos acerca de la predisposición en base a la raza o etnicidad3)

Como la diabetes de tipo 2 se desarrolla poco a poco y a menudo es difícil de detectar, muchas personas no son diagnosticadas hasta que aparecen varias complicaciones. Una tercera parte de las personas con diabetes padece la enfermedad sin que ésta se les haya diagnosticado todavía.2

En función de su gravedad, la diabetes de tipo 2 puede controlarse únicamente gracias a una dieta saludable y al ejercicio físico, o con la ayuda de inyecciones de insulina, aunque en la mayoría de los casos lo ideal es una combinación de estas terapias. Controlar usted mismo su nivel de azúcar en sangre le ayuda a conseguir el éxito de su terapia.

Tratamiento: La diabetes no tiene cura, pero se puede tratar. Con un plan de tratamiento adecuado, es posible reducir o incluso evitar las complicaciones relacionadas con la diabetes. Algunos tratamientos comunes de la diabetes incluyen las inyecciones de insulina, los medicamentos orales, la dieta y el ejercicio. Póngase de acuerdo con sus médicos para crear el plan de tratamiento que mejor se adapte a usted.
Un nivel alto de azúcar en sangre puede provocar ciertos problemas de salud. La diabetes se ha relacionado con

·         Enfermedades del corazón
·         Infartos
·         Ataques
·         Enfermedades del riñón
·         Daños en el sistema nervioso
·         Problemas digestivos
·         Enfermedades oculares
·         Problemas de dientes y encías

Puede prevenir en gran medida estos problemas de salud si mantiene sus niveles de azúcar en sangre dentro de su objetivo controlándolos de forma regular.
Escoger la comida con cuidado y mantenerse activo físicamente es el primer paso. Si no puede conseguir su objetivo de nivel de azúcar en sangre mediante la dieta y el ejercicio físico, su médico puede prescribirle ciertos medicamentos para la diabetes. Estos medicamentos dependerán de su tipo de diabetes, de su ritmo de vida diario y de si padece otras enfermedades

Medicación oral

Muchas personas que padecen diabetes de tipo 2 sintetizan insulina, pero no lo hacen en la cantidad suficiente o su cuerpo no puede utilizarla con tanta eficacia como debería.
A menudo, los profesionales de la salud empiezan por mandar a las personas con diabetes una terapia basada en la dieta sana y el ejercicio. Si esto no es suficiente, el médico puede recetar medicamentos orales. Si los medicamentos no ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre, puede añadirse la infusión de insulina a la terapia del paciente.
Los medicamentos orales actuales ofrecen más opciones para el tratamiento de la diabetes de tipo 2. Como los distintos medicamentos funcionan de formas diferentes, los médicos pueden combinar varios productos para obtener unos mejores resultados. Cuando se está tomando una medicación oral para la diabetes, controlar el nivel de azúcar en sangre frecuentemente ayuda a saber si dicha medicación funciona.

Tratamiento con insulina

La insulina es una hormona natural creada por el páncreas. Traslada el azúcar (glucosa en sangre) de la sangre a las células. Si el cuerpo no puede generar su propia insulina, podría ser necesario administrarse insulina para mantener unos niveles saludables de azúcar en sangre. En muchos casos, la insulina debe administrarse en el flujo sanguíneo. La insulina puede inyectarse con una Jeringa o un pen o lapicera de insulina, o a través de una Micro-Infusor. La insulina no puede injerirse en pastilla ya que los ácidos del estómago la descomponen.
Existen varios tipos, marcas y orígenes de insulina. Los profesionales sanitarios suelen recetar dos tipos de insulina: insulina prandial e insulina basal. La insulina prandial (bolo) se utiliza para controlar el nivel de azúcar en sangre después de las comidas. La insulina basal se utiliza para satisfacer sus necesidades a lo largo de todo el día y la noche.

Características de la insulina

Si observa cómo afecta la insulina utilizada a sus niveles de azúcar en sangre, podrá controlar mejor dichos niveles. Cada tipo de insulina tiene 3 características1:
·         Inicio—cuánto tarda la insulina en empezar a funcionar.
·         Pico—el momento en el que la insulina es más efectiva.
·         Duración—cuánto tiempo permanece la insulina en su cuerpo.

Conozca siempre las características de la insulina utilizada para comprender cómo afecta a sus niveles de azúcar en sangre.
Métodos de administración de insulina
Como las personas que padecen diabetes de tipo 1 no producen su propia insulina, necesitan suministrar a su cuerpo insulina de una fuente externa. Existen tres métodos principales de administración de la insulina:


·         Inyecciones, que son la forma más común de administración de insulina para las personas con diabetes. Consiste en extraer insulina de un recipiente con una Jeringa e inyectarla en el cuerpo.
·         Los bolígrafos de insulina ofrecen un método de inyección diferente. Parecen como bolígrafos para escribir y se rellenan de antemano con insulina. El usuario utiliza una dosis de insulina contenida en un cartucho en el interior del bolígrafo.
·         El Micro-Infusor de insulina está unida al usuario en todo momento, administrando insulina al cuerpo las 24 horas del día.








Bibliografía: Centros para el control y la prevención de enfermedades. National diabetes fact sheet, 2007.
Asociación Americana de la Diabetes. Estándares de cuidado médico en la diabetes – 2008 [declaración de situación]. Diabetes Care. 2007; 31:S12-S54. Disponible en: http://care.diabetesjournals.org/cgi/content/full/31/Supplement_1/S12
3 Federación Internacional de la Diabetes. Who gets diabetes?

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


GUANTES

DEFINICIÓN


Los guantes sanitarios son productos sanitarios de un solo uso utilizados como barrera bidireccional entre el personal sanitario y el entorno con el que éste toma contacto a través de sus manos:

Reducen la posibilidad de que los microrganismos presentes en las manos del personal se transmitan a los pacientes durante la realización de pruebas o cuidados del pacientes y de unos pacientes a otros.

Proporcionan protección al cuidador o profesional sanitario evitando el contacto de sus manos los agentes infecciosos.
A pesar de que no evitan los pinchazos tienen un efecto protector atenuando el pinchazo. Si este se produce a través de un guante de látex se reduce el volumen de sangre transferido en un 50%. y por lo tanto el riesgo de infectarse.
INDICACIONES
La  utilización de  guantes está recomendada en las siguientes circunstancias:
  • Exposición directa: Contacto con sangre, fluidos corporales, secreciones y tejidos, con piel no intacta o mucosas de un paciente. En situaciones de emergencia, epidemia.
  • Exposición indirecta: Al manipular objetos, materiales o superficies contaminados con sangre o con otros fluidos (vaciado de cuñas, manipulación de deshechos y fluidos corporales, limpieza de instrumental y equipos…)
  • Cuando se realicen prácticas invasivas que implican la penetración quirúrgica a tejidos, cavidades u órganos (inserción y retirada de catéteres intravenosos, aspiración de secreciones, exámenes pélvicos y vaginales, extracción de sangre,…). o durante la reparación de heridas por trauma.
Los guantes estériles se utilizarán siempre al realizar técnicas o procedimientos invasivos (cateterización vascular central, cateterismo vesical, cura de heridas, etc.), y cuando se manipule material estéril, etc.
Los guantes han de ser limpios y no necesariamente estériles siempre que se manipule sangre, fluidos corporales, secreciones o material contaminado con estos fluidos.
Es obligatorio el uso de guantes siempre que el profesional sanitario presente heridas, cortes o lesiones cutáneas.
No es necesario el uso de guantes si el contacto es con piel intacta del paciente.
RECOMENDACIONES DE USO
Cambio de guantes
Los guantes deben cambiarse: 
  • Cuando se cambie de paciente.
  • Cuando se cambie de actividad en un mismo paciente.
  • Después de entrar en contacto con agentes químicos cuyo efecto sobre el material de guante sea desconocido.
  • En caso de contacto con cremas de base hidrocarbonada u oleica (incompatibles con los guantes de látex).
  • Cuando haya contacto con material contaminado porque ocurra una salpicadura, rotura o perforación.
  • En este último caso si existe un contacto directo con el material infectado o se ha producido una herida, deberá procederse según la manera que dicte el protocolo en función del riesgo de contagio existente.
  • El cambio periódico de los guantes está siempre recomendado en función del uso que se haga de los mismos y de su desgaste.

  • El uso prolongado hace que el efecto barrera del guante sea menor. La hiperhidratación producida combinada con la grasa del cuerpo provoca desgaste del guante. Así, dependiendo del tipo de guante se recomiendan los siguientes cambios:
  • Guantes de examen de látex cada 15 a 30 minutos.
  • Guantes de examen de vinilo cada 15 minutos.
  • Guantes de cirugía de látex y neopreno cada 1 a 3 horas.
  • Guantes de nitrilo o polietileno cada 15 a 30 minutos.
Recomendaciones generales
El uso de guantes no sustituye al lavado de manos,  por lo tanto es necesario lavarse las manos antes y después del uso de guantes.
  • El guante debe estar adaptado a la naturaleza del trabajo: Los guantes extra gruesos se recomiendan para prácticas quirúrgicas de elevado riesgo de corte y fricción y en la descontaminación de equipos e instrumental. Los extrafinos están indicados en actividades que precisen gran sensibilidad, confort y destreza.
  • Debe adaptarse a la mano del trabajador. Se ha de elegir la talla y el material adecuados, teniendo en cuenta las características fisiológicas individuales y los antecedentes alérgicos del sujeto.
  • El guante deberá ser lo suficientemente largo para cubrir el espacio entre el guante y la manga del trabajador. Los guantes con puños largos deberán tener los bordes dispuestos sobre la manga de manera que las sustancias que se manipulan no puedan gotear dentro del guante.
  • El guante deberá ser desechado en caso de detectarse picaduras u otras imperfecciones del mismo.
  • Se deberá quitar el guante cuando este se rompa o desgarre, a continuación lavarse las manos y ponerse un par nuevo.
  • Medidas higiénicas:
    • Antes de ponerse el guante, lavar las manos y quitarse las joyas que lo puedan romper. Llevar las uñas cortas y no usar uñas artificiales cuando se trabaja en unidades de alto riesgo.
    • No se aplicarán cremas antes de colocarse los guantes, ya que pueden alterar las propiedades del mismo. Estas se reservarán para períodos de descanso o al finalizar la actividad.
    • Después del uso de guantes deben volver a lavarse las manos con un detergente suave y secarse con toalla o papel desechable, nunca con aire caliente, para evitar el efecto de maceración.
  • Debe evitarse el uso de guantes durante tiempo prolongado ya que esto causa sudoración y maceración de la piel, pudiendo provocar lesiones, incluso en la piel sana. La Academia Española de Dermatología recomienda el uso de guantes sintéticos o de látex natural sin polvo y bajo en alérgenos.
Los guantes de protección contra productos químicos deberán cambiarse periódicamente según:
  • Las indicaciones del fabricante para evitar ser impregnados por los productos químicos, ya que el uso de este tipo de guantes contaminados entraña mayor peligro que no usarlos, debido a la acumulación del contaminante.
  • Cuando se realizan técnicas invasivas que entrañan alto riesgo de infección por punción o corte se recomienda utilizar doble guante, este reduce el riesgo de perforación a un tercio con respecto al guante simple. Se recomienda que el guante que va en contacto con la piel sea una  talla mayor que la del segundo guante ya que esto permite conservar un mayor  sentido del tacto.
  • Para conservar la integridad del guante se recomienda no almacenarlos a altas temperaturas ni en presencia de radiaciones, evitar el uso de cremas de base hidrocarbonada u oleica (incompatibles con el látex) y no reutilizarlos cuando estén indicados para un solo uso.
TIPOS DE GUANTES: Materiales poliméricos (goma y plástico) de tipo:
  • Natural (Látex de caucho natural). Son los de primera elección por sus propiedades garantizan efectividad, confort, sensibilidad al tacto, buen ajuste y coste adecuado.
  • Sintético (PVC, nitrilo, vinilo, neopreno, elastireno, tactilón, poliisopropeno…). Como alternativa en alergia al látex, y cuando se requiere una mayor resistencia y protección frente a microrganismos y a agentes químicos.
  • Guantes tricapa: Formados por una capa externa de látex, una capa intermedia constituida por una mezcla de látex y material sintético (nitrilo) y una capa interna de material sintético (nitrilo) que está en contacto con la mano.
Empolvado:
  • Con polvo (de almidón de maíz): Tiene como ventaja el efecto lubricante que hace que el guante sea más fácil de poner. Los inconvenientes son que es irritante por tanto promueve las alergias, es proinflamatorio pudiendo dar lugar a complicaciones postoperatorias. También actúa como transportador para sustancias químicas y microrganismos. Por ello en el manejo de citostático se utilizan de látex o sintéticos sin polvo, ya que así se evita que las partículas de citostáticos se adhieran al polvo y permanezcan en el ambiente.
  • Sin polvo. Se someten a un proceso de cloración o lavado intensivo que hace que además tengan niveles de proteínas 4 a 20 veces menores  que los con polvo. Los guantes de látex sin polvo de la última generación reciben un revestimiento sintético (hidrogel, silicona u otro polímero) que confiere las mismas cualidades que las de los guantes con polvo (estiramiento, facilidad para llevarlos, flexibilidad).
Según su esterilidad:
  • Guantes de cirugía (estériles).
  • Guantes de examen (estériles y no estériles).
Según su indicación:
  • Guantes quirúrgicos: Estériles permiten mantener la asepsia cuando se rompen las barreras naturales de la piel o mucosas. Indicados en intervenciones quirúrgicas y cateterizaciones. La calidad de un guante quirúrgico no se mide sólo por las características físicas del producto, la sensibilidad, la elasticidad o la resistencia del material. Un factor muy importante a tener en cuenta es el potencial alergénico del guante.
  • Guantes de examen o exploración: Estériles y no estériles.
  • Guantes de protección específicos frente a agentes químicos y citotóxicos: Proporcionan protección e impermeabilidad (nitrilo y neopreno entre otros).
Según su forma:
  • Guantes anatómicos: Se adaptan perfectamente a la anatomía de cada mano (derecha e izquierda).
Guantes ambidiestros: Un mismo guante se utiliza para ambas manos. Los no estériles de látex, vinilo o nitrilo se utilizan para evitar el contacto físico con secreciones, piel o mucosas, así como con materiales sucios o contaminados en procedimientos de riesgo. Se utilizan en maniobras que no requieren una gran destreza o adaptabilidad.






Bibliografía: Mª Victoria Mosquera Portals
Servicio de Productos Sanitarios.
Sergas. Santiago de Compostela - A Coruña (España)

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


HOJAS DE BISTURI

El escalpelo o bisturí, también llamado lanceta ó cuchillo de cirujano, es un instrumento en forma de cuchillo pequeño, de hoja fina, puntiaguda, de uno o dos cortes, que se usa en procedimientos de cirugía, disecciones anatómicas, autopsias y vivisecciones.
Algunos consideran que el término bisturí se refiere específicamente al instrumento cuya hoja es removible e intercambiable o retráctil respecto al mango y que escalpelo es aquel con la hoja fija o con la parte cortante haciendo cuerpo con el mango. [][]
Bisturí médico clásico: La forma y tamaño de los bisturís quirúrgicos tradicionales dependen del uso y del lugar anatómico. Pueden tener una hoja fija o desechable. Por ser instrumentos esencialmente de corte o incisión se fabrican con hojas extremadamente afiladas, solamente tocando un escalpelo médico levemente con las manos cortará la piel. La hoja normalmente es plana y recta, permitiendo realizar fácilmente cortes rectos o en línea y en caso de los de hoja fija ésta generalmente se curva gradualmente para una mayor precisión. Las hojas o cuchillas intercambiables tienen una ranura central para encajar en el mango y se distinguen numeradas por su forma según el tipo de corte que se desea hacer. Los mangos son ligeramente corrugados o con muchos surcos de sujeción y son igualmente numerados del 1 al 15, siendo los más usados los No 3 (también denominado Bard-Parker o estándar), No 4 y No 7. Los mangos de hoja intercambiable son metálicos pero existen de desechables de material plástico
Casi todos los mangos son de cobre y las hojas de carbón acerado.
Consideraciones en su uso:

La hoja se fija al mango resbalando la hendidura dentro de las muescas del mango
 Al fijar o sacar la hoja del mango nunca utilizar los dedos, todo por medio de pinza
Las hojas difieren en tamaño y forma
Las hojas  Nº20, 21, 23 tienen la misma forma y distinto tamaño, se  utilizan con el mango Nº4 .


Los mangos difieren en cuanto a la longitud y ancho hojas  de bisturí
IQ-098 Nº12 IQ-099 Nº10 IQ-099A Nº11 IQ-099B Nº15 IQ-099C Nº20 IQ-099D Nº21 IQ-100 Nº22
IQ-105 Nº22ª IQ-110 Nº23 IQ-110A Nº24



Bibliografía: Diccionario médico. Editor Elsevier España, 1998.
Chelius, Maximiliam Joseph. Tratado Completo de Cirugía. Tomo III. Traducido del francés por D.A. Sanchez de Bustamente. Publicado por Libreria de Viuda de Callejas e hijos. Madrid, 1844.

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


JERINGAS

El término parenteral hace referencia a la vía de administración de los fármacos.  Esto es, atravesando una o más capas de la piel o de las membranas mucosas mediante una inyección.  La vía parenteral es diariamente empleada en atención primaria en multitud de situaciones (ver tabla 1). 
Las jeringas son en la actualidad de plástico, vienen envasadas en una bolsa de silicón hermética, son estériles y se utilizan una sola vez, a fin de evitar riesgos de infecciones entre varios pacientes. Existen varios tamaños de jeringas. Desde las más pequeñas, con capacidad de un mililitro o centímetro cúbico, que se emplean sobre todo para la administración de insulina a pacientes diabéticos, hasta las mayores, con capacidad de 20 mililitros. Las más usuales son las de 2 y de 5 mililitros.
Las agujas tienen un tubo de metal y un adaptador de plástico. Mediante este adaptador se fija la aguja al extremo inferior de la jeringa. Al igual que las jeringas, las agujas también se suministran envasadas individualmente y estériles, y se utilizan una sola vez para evitar infecciones. Las agujas se fabrican en diversos tamaños, los cuales se utilizan según la forma de inyección.
Las inyecciones son siempre hipodérmicas, es decir, que el líquido se introduce debajo de la piel.

Tipos de inyección

Hay cuatro formas de inyecciones: intravenosa, intramuscular, subcutánea e intradérmica

En la inyección intravenosa se introduce la aguja a través de la piel en una vena. El líquido entra por lo tanto en el sistema sanguíneo y se distribuye rápidamente por todo el cuerpo.

 En la inyección intramuscular la aguja penetra en un tejido muscular, depositando el líquido en ese lugar. Desde allí el cuerpo lo va absorbiendo lentamente a través de los vasos sanguíneos capilares.

En la inyección subcutánea la aguja penetra muy poco espacio por debajo de la piel, el ángulo de inyección con respecto a la piel debe ser de 90gdo Ò 45º, el líquido se deposita en esa zona, desde donde es igualmente absorbida de forma lenta por todo el organismo.

En la inyección intradérmica la aguja penetra solo en la piel (dermis) en un ángulo de 15º paralelo al aje longitudinal del antebrazo. La inyección ha de ser lenta y, si es correcta, aparecerá una pequeña pápula en el punto de inyección que desaparece espontáneamente en 10 - 30 minutos. El producto biológico será absorbido de forma lenta y local.
Jeringas para insulina con aguja fija:
Jeringa para aplicar insulina U100.o U40/80. Reduce la posibilidad de carga de aire por tener la aguja incorporada y minimiza la pérdida de insulina que queda depositada en la punta de la jeringa con aguja desmontable.
La jeringa Toomey (de alimentación) esta hecha de plástico o vidrio, tiene una punta extraíble de metal o plástico que puede acoplarse al extremo de un tubo




PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


LLAVE DE TRES VIAS

Características:

- Material de polietileno de alta densidad y suave accionamiento
- Dispositivo giratorio con flechas indicativas
- Perfecto ajuste entre las paredes
- Llaves de dimensiones reducidas
- Conectores BD Luer Lok
- Rápido acceso al sistema I.V. con posibilidad de infusión continua
- Tapas protectoras Luer-Cap

Beneficios:

- Permite manipulación precisa y suave, previniendo los movimientos bruscos accidentales
- Evita el vaciamiento entre el cuerpo y el volante de la llave
- Elimina punciones frecuentes en el equipo I.V. del paciente
- Práctica manipulación



                                  
                      










BIBLIOGRAFÍA: Bonilla JC, González A, Gómez E. Catéteres venosos centrales: evaluación de 310 catéteres colocados en el Hospital Universitario del Valle, Cali, Colombia. Colombia Méd 19:68, 1988 Triana F, Albornoz C. Inserción de catetéres venosos centrales de pediatria. Bol Epidemiol 2:1, 1989

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

MASCARA DE OXIGENO TIPO VENTURI

El objetivo de la oxigenoterapia es mantener unos niveles de oxigenación adecuados que eviten la hipoxia tisular.  Esto se consigue cuando la presión parcial de O2 en sangre arterial alcanza valores superiores a los 60 mmHg, lo cual corresponde a una saturación de la hemoglobina del 90% aproximadamente.  La oxigenoterapia se puede emplear en situaciones de hipoxia aguda o crónica, abordándose en este articulo la primera situación.
Indicaciones en situaciones de hipoxia aguda
Son las siguientes:
·         Hipoxemia arterial.  Es la indicación más frecuente.  Se presenta en casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, atelectasia, neumonía, mal de altura, neumonitis intersticial, fístulas arteriovenosas, tromboembolismo pulmonar, etc.
·         Hipoxia tisular sin hipoxemia.  Sucede en casos de anemia, intoxicación por cianuro, estados hipermetabólicos, hemoglobinopatías, hipotensión marcada, etc.
·         Situaciones especiales (en las que está recomendado el uso de O2): infarto agudo de miocardio, fallo cardiaco, shock hipovolémico e intoxicación por monóxido de carbono.

Material para la administración de oxígeno en situaciones agudas

Para poder administrar el oxígeno adecuadamente debemos disponer de los siguientes elementos:
·         Fuente de suministro de oxígeno.
·         Manómetro y manorreductor.
·         Flujómetro o caudalímetro.
·         Humidificador.

Fuente de suministro de oxígeno.

Es el lugar en el que se almacena el oxígeno y a partir del cual se distribuye.  El O2 se almacena comprimido con el fin de que quepa la mayor cantidad posible en los recipientes.  Esta gran presión a la que está sometido el gas ha de ser disminuida antes de administrarlo, ya que si no dañaría el aparato respiratorio.  Las fuentes de O2 pueden ser:
·         Central de oxígeno:  Se emplea en los hospitales, donde el gas se encuentra en un depósito central (tanque) que está localizado fuera de la edificación hospitalaria.  Desde el tanque parte un sistema de tuberías que distribuye el oxígeno hasta las diferentes dependencias hospitalarias (toma de O2 central).

·         Cilindro de presión :  Es la fuente empleada en atención primaria, aunque también está presente en los hospitales (en las zonas donde no haya toma de O2 central o por si esta fallara).  Son recipientes metálicos alargados de mayor o menor capacidad (balas y bombonas respectivamente).

Manómetro y manorreductor.

Al cilindro de presión se le acopla siempre un manómetro y un manorreductor (Fig. 4).  Con el manómetro se puede medir la presión a la que se encuentra el oxígeno dentro del cilindro, lo cual se indica mediante una aguja sobre una escala graduada.  Con el manorreductor se regula la presión a la que sale el O2 del cilindro. 
En los hospitales, el oxígeno que procede del tanque ya llega a la toma de O2 con la presión reducida, por lo que no son necesarios ni el manómetro ni el manorreductor.


Flujómetro o caudalímetro.

Es un dispositivo que normalmente se acopla al manorreductor y que permite controlar la cantidad de litros por minuto (flujo) que salen de la fuente de suministro de oxígeno.  El flujo puede venir indicado mediante una aguja sobre una escala graduada o mediante una “bolita” que sube o baja por un cilindro que también posee una escala graduada (Fig. 5).
Humidificador.
El oxígeno se guarda comprimido y para ello hay que licuarlo, enfriarlo y secarlo.  Antes de administrar el O2 hay que humidificarlo para que no reseque las vías aéreas.  Ello se consigue con un humidificador, que es un recipiente al cual se le introduce agua destilada estéril hasta aproximadamente 2/3 de su capacidad (Fig. 6).
 Una vez conocidos los elementos que se emplean para administrar el oxígeno, podemos hacer una descripción del recorrido que sigue el gas: el oxígeno está en la fuente (cilindro de presión) a gran presión.  Al salir de la fuente medimos esta presión (manómetro) y regulamos la presión que deseamos (manorreductor).  A continuación, el oxígeno pasa por el flujómetro y en él regulamos la cantidad de litros por minuto que se van a suministrar.  Finalmente, el gas pasa por el humidificador, con lo que ya está listo para que lo inhale el paciente.
Sistemas para la administración de oxígeno en situaciones agudas
Mediante los sistemas de administración de oxígeno se consigue introducir el gas en la vía aérea.  En el mercado existen varios de ellos, distinguiéndose según su complejidad, coste y precisión en el aporte de O2.  En general, se dividen en dos grandes grupos:
·         Sistemas de bajo flujo (cánulas o gafas nasales y mascarillas simples de oxígeno).
·         Sistemas de alto flujo (mascarillas tipo Venturi).
SISTEMAS DE BAJO FLUJO.
Con ellos no podemos conocer la verdadera concentración de O2 del aire inspirado (FiO2*) por el paciente, ya que ésta depende no sólo del flujo de oxígeno que estamos suministrando, sino también del volumen corriente y de la frecuencia respiratoria que tenga el individuo en ese momento.  Por esta razón no se deben de emplear en los pacientes con hipoxemia e hipercapnia, en los que la FiO2 a suministrar ha de ser precisa.
* FiO2 = Fracción inspiratoria de O2 (ó concentración de O2 inhalado). Puede expresarse en tanto por 1 o en tanto por ciento.

Mascarillas simples de oxígeno.

Son dispositivos que cubren la boca, la nariz y el mentón del paciente (Fig. 10).  Permiten liberar concentraciones de O2 superiores al 50% con flujos bajos (6-10 litros por minuto).  Interfieren para expectorar y comer y, al igual que las gafas nasales, se pueden descolocar (especialmente por la noche). 
Las mascarillas son dispositivos de plástico suave y transparente.  Aunque existen distintos tipos, en general poseen los siguientes elementos:
·         Perforaciones laterales.    Por ellas sale el aire espirado.
·         Cinta elástica.  Sirve para ajustar la mascarilla.
·         Tira metálica adaptable.  Se encuentra en la parte superior de la mascarilla y sirve para adaptarla a la forma de la nariz del paciente.
El procedimiento para la colocación de la mascarilla simple se describe a continuación:
·         Tenga el material preparado: mascarilla y fuente de oxígeno.
·         Lávese las manos.
·         Informe al paciente de la técnica que va a realizar y solicite su colaboración.
·         Conecte la mascarilla a la fuente de oxígeno.
·         Sitúe la mascarilla sobre la nariz, la boca y el mentón del paciente.
·         Pase la cinta elástica por detrás de la cabeza del paciente y tire de sus extremos hasta que la mascarilla quede bien ajustada en la cara.
·         Adapte la tira metálica al contorno de la nariz del paciente.  Con ello se evitan fugas de oxígeno hacia los ojos y hacia las mejillas.
·         Seleccione en el caudalímetro el flujo de oxígeno prescrito.
·         Cuidados posteriores.  Controle regularmente que la mascarilla está en la posición correcta.  Compruebe que la cinta no irrita el cuero cabelludo ni los pabellones auriculares.  Vigile que no haya fugas de oxígeno por fuera de la mascarilla (especialmente hacia los ojos).  Valore las mucosas nasal y labial y lubríquelas si es necesario



                                                                                  Mascarillas simples
.



SISTEMAS DE ALTO FLUJO: Mascarilla tipo Venturi.
Permiten obtener concentraciones del O2 inspirado de una forma más exacta, independientemente del patrón ventilatorio del paciente.  Están especialmente indicados en enfermos con insuficiencia respiratoria aguda grave en los que es preciso controlar la insuficiencia de forma rápida y segura.  Aquí se incluyen los pacientes con hipoxemia e hipercapnia, en los que debemos asegurarnos que aumentamos la presión arterial de O2 a un nivel tolerable (entre 50-60 mmHg) pero sin abolir la respuesta ventilatoria a la hipoxemia.
Dentro de los sistemas de alto flujo el más representativo es la mascarilla con efecto Venturi (Fig. 11), la cual tiene las mismas características que la mascarilla simple, pero con la diferencia de que en su parte inferior posee un dispositivo que permite regular la concentración de oxígeno que se está administrando.  Ello se consigue mediante un orificio o ventana regulable que posee este dispositivo en su parte inferior.  En el cuerpo del dispositivo normalmente viene indicado el flujo que hay que elegir en el caudalímetro para conseguir la FiO2 deseada.



Mascarillas
tipo Venturi

El funcionamiento de la mascarilla con efecto Venturi es como sigue: desde la fuente de oxígeno se envía el gas, el cual va por la conexión que une a la fuente con la mascarilla.  Cuando el O2 llega a la mascarilla, lo hace en chorro (jet de flujo alto) y por un orificio estrecho lo cual, según el principio de Bernoulli, provoca una presión negativa.  Esta presión negativa es la responsable de que, a través de la ventana regulable del dispositivo de la mascarilla, se aspire aire del ambiente, consiguiéndose así la mezcla deseada.

El procedimiento para la colocación de la mascarilla tipo Venturi es el siguiente:

·         Tenga el material preparado: mascarilla y fuente de oxígeno.
·         Lávese las manos.
·         Informe al paciente de la técnica que va a realizar y solicite su colaboración.
·         Conecte la mascarilla a la fuente de oxígeno.
·         Seleccione en el dispositivo de la mascarilla la FiO2 que desea administrar.
·         Sitúe la mascarilla sobre la nariz, la boca y el mentón del paciente.
·         Pase la cinta elástica por detrás de la cabeza del paciente y tire de sus extremos hasta que la mascarilla quede bien ajustada en la cara.
·         Adapte la tira metálica al contorno de la nariz del paciente.  Con ello se evitan fugas de oxígeno hacia los ojos y hacia las mejillas.
·         Seleccione en el caudalímetro el flujo de oxígeno que corresponde a la FiO2 prescrita.
·         Cuidados posteriores.  Controle regularmente que la mascarilla está en la posición correcta.  Compruebe que la cinta no irrita el cuero cabelludo ni los pabellones auriculares.  Vigile que no haya fugas de oxígeno por fuera de la mascarilla (especialmente hacia los ojos).  Valore las mucosas nasal y labial y lubríquelas si es necesario.

Medidas de seguridad en el manejo del oxígeno

El oxígeno no es un gas inflamable, pero favorece que ardan otras materias.  En el cilindro de presión, que es la fuente de suministro de O2 que normalmente se emplea en atención primaria, vienen especificadas las siguientes advertencias:

·         El O2 acelera la combustión.  Consérvese alejado de material combustible, no utilizar grasas ni aceite.
·         Abrir el grifo lentamente.
·         Cerrar el grifo cuando no se utilice la botella o esté vacía.
·         No aproximar la botella al fuego, ni ponerla al sol.
·         Evitar golpes violentos.
·         Evitar el contacto con grasas o aceites.
·         Mantener siempre el sombrerete de protección.

Concentraciones de oxígeno generadas por los diferentes dispositivos: su aplicación práctica
Como se señaló en la introducción, el objetivo de la oxigenoterapia es mantener unos niveles de oxigenación adecuados que eviten la hipoxia tisular,  lo cual se consigue cuando la presión parcial de O2 en sangre arterial alcanza valores superiores a los 60 mmHg (equivalente a una saturación de la hemoglobina del 90% aproximadamente).  En general, en situaciones de hipoxia aguda, el aporte de oxígeno recomendado es el siguiente:


·         Una FiO2 del 24-28% si el paciente tiene antecedentes de insuficiencia respiratoria crónica.
·         Una FiO2 del 40-50% en el resto de los casos (generalmente patología cardiaca, sospecha de tromboembolismo pulmonar y asma).

Según el dispositivo de administración de oxígeno que se vaya a emplear, habrá que seleccionar en el caudalímetro un flujo de O2 que nos permita obtener la FiO2 deseada.  En la tabla 1 se reflejan las concentraciones de oxígeno generadas según las dos siguientes variables: el flujo de oxígeno y el dispositivo de administración.



 Concentraciones de oxígeno generadas por diferentes dispositivos de administración


Flujo O2 (l/min)
FiO2
Aire ambiente (sin administración de O2)
0
0,21
Cánulas o gafas nasales
1
0,24
2
0,28
3
0,32
4
0,36
5
0,40
Mascarilla simple
5-6
0,40
6-7
0,50
7-8
0,60
Mascarilla tipo Venturi
(verificar el flujo en l/min según indicación del fabricante)
3
0,24
6
0,28
9
0,35
12
0,40
15
0,60
FiO2 = Fracción inspiratoria de O2 (ó concentración de O2 inhalado) expresada en tanto por 1.


BIBLIOGRAFIA: Botella M, Hernández OM, López ML, Rodríguez A.  Cuidados auxiliares de enfermería.  Técnicas básicas de enfermería.  Aparato respiratorio y sus cuidados.  Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias, Consejería de Educación, Cultura y Deportes; 2002; 147-152.                                                                                                                  Esteve J, Mitjans J.  Oxígenoterapia.  Enfermería.  Técnicas clínicas.  Madrid: McGraw-Hill Interamericana; 2002. p.351-8. González T, Méndez A, Menéndez JL, Badillo A.  Oxígenoterapia.  Medicine 2002; 8 (76): 4095-4100.                       Moratal R.  Manual de protocolos en emergencias extrahospitalarias.  Madrid: Arán, 2000; 62.                                 Rodríguez-Roisín R.  Insuficiencia respiratoria.  En: Farreras Valentí P, Rozman C. (Dir.). Medicina Interna. 15ª ed.  Barcelona: Elsevier; 2004; 721-732.                                                                                                                                      Soler JM.  Disnea aguda.  En: Espinàs J et al.  Guía de actuación en atención primaria. 2ª ed.  Barcelona: semFYC: 2003. Vena A, Pérez J, Castelao J.  Actualización sobre la eficacia, formas de administración y control de la oxígenoterapia crónica domciliaria.  Revista Española de Geriatría y Gerontología 1998; 33 (4): 236-45. [Mayores]


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


PAÑALES PARA ADULTOS CON GEL

Un pañal es una prenda absorbente usada para higienizar y evitar la contaminación del entorno a causa de los desperdicios de un organismo, Suelen usarlo personas que aún no tienen o han perdido la capacidad de controlar sus desechos (heces y orina). O son incapaces de encontrar un lugar donde depositar los mismos.[]
El propósito de un pañal es contener y mantener al que lo usa seco y confortable por varias horas. Cuando el pañal es utilizado y su capacidad alcanzada se requiere de un cambio del mismo por uno nuevo; este proceso es generalmente realizado por una persona, aunque en ciertos casos también el mismo usuario puede cambiar el pañal.
El uso del pañal no es exclusivo de personas, por varias razones los animales pueden utilizarlos, desde razones veterinarias (Enfermedades, etc), hasta para facilidad del dueño del mismo, como puede ser un dueño de un mono, u otro animal al cual adiestrarlo para el uso de un lugar común de depósito de desechos. Igual puede tener muchos otros usos como es el secado rápido de un piso, recolector de agua en goteras, etc.[]
Aunque sin fecha de su invención, en diversas culturas ancestrales como la azteca, egipcia y la romana ya se hacía uso de diversos materiales como hojas, telas o pieles para cubrir al niño.
Para la década de 1940 los pañales ya eran usados en algunos países, el mismo consistía en una tela de algodón, de forma rectangular que era doblada de una manera particular.

Cuando un adulto tiene un problema en el control de la orina o evacuaciones intestinales, puede causar mucho de vergüenza a la persona en cuestión. Esta persona no puede sentirse seguro de salir en la sociedad. Pero han pasado los días cuando se trataba de una preocupación, y la gente tuvo que quedarse en casa. Ahora, incluso una persona con problemas de incontinencia puede mover libremente alrededor usando un pañal para adultos, y otros productos para la incontinencia.

La calidad es de suma importancia, mientras que la elección de los pañales. Algunos de los pañales para adultos de alta calidad son conocidos por los nombres de marcas tales como asiste, Tena, dependen, y Perfit. Además de la calidad de los pañales, usted también necesita asegurarse de que el tamaño de pañales para adultos, porque un tamaño incorrecto puede simplemente dejar que se sienta muy incómodo. Pañales para adultos están disponibles en tamaños que se ajustan a un tamaño de la cadera de 32 pulgadas a un tamaño de la cadera de 66 pulgadas. También los tipos, no son diferentes de los pañales para adultos disponibles en función de las necesidades de la incontinencia. Hay un tipo diferente de pañales disponibles para las personas con incontinencia de luz y otra diferente para las personas con incontinencia de pesada.


BIBLIOGRAFÍA: escuela.med.puc.cl/publ/manualgeriatria/pdf/cuidadosenfermeria.pdf

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

 PAPAGAYO  U ORINAL

ACCIONES
PRINCIPIOS Y/ O RAZONES
Coloque  al sujeto de atención en posición adecuada (supina, fowler,  semifowler).coloque el papagayo entre sus piernas de forma inclinada y cúbralo con la sabana.
Esta posición evita que se derrame la orina. El cubrir al sujeto de atención con la sabana proporciona privacidad.
Oriente al sujeto de  atención que introduzca el pene en el orificio del papagayo.
La posición adecuada favorece la eliminación.
Deje solo al sujeto de atención para que pueda efectuar la micción.
Las funciones normales de eliminación se pueden ver afectadas en presencia de otra persona.
Retire el papagayo y llévelo al cuarto de baño, observe las características y el volumen de la orina.
Las observaciones objetivas contribuyen a la valoración del estado del sujeto de atención.
Realice limpieza del papagayo (hipoclorito 0,5 %) y déjelo en el lugar indicado.
Evita el deterioro y las contaminaciones.
Proporcione al sujeto de atención lo necesario para el lavado de manos.
 Lávese las manos después de toda practica de enfermería 
Evita las enfermedades cruzadas.
Haga las anotaciones necesarias en la hoja de enfermería perteneciente
Permite el seguimiento sistemático y oportuno del sujeto de atención

                                                   




BIBLIOGRAFIA: Introducción a la enfermería- tomo I Ricci/ Canestro

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

PIPETA DE VIDRIO PARA NEBULIZAR

La Nebulización es un procedimiento médico, consistente en la administración de un fármaco o elemento terapéutico mediante vaporización a través de la vía respiratoria. La sustancia a ser administrada se combina con un medio líquido, frecuentemente solución salina, para luego con la ayuda de un gas, generalmente oxígeno crear un vapor que pueda ser inhalado por el paciente.

 Indicaciones

Las indicaciones para una nebulización son escasas pero importantes, entre ellas podemos citar:
  • Administración de fármacos que están únicamente disponibles en forma líquida.
  • Necesidad de administrar un medicamento a altas dosis por vía broncopulmonar.
  • Enfermos que no son capaces de usar correctamente los sistemas convencionales de inhalación (por incapacidad física o psíquica o por la gravedad del proceso) y que no han podido ser aleccionados en talleres de educación y entrenamiento organizados para enseñar correctamente las técnicas inhalatorias.[
  • La nebulización es un procedimiento principalmente utilizado para enfermedades respiratorias.

 Ventajas

Una de las principales ventajas de la terapia por nebulización es su uso  en enfermedades respiratorias, donde se busca administrar el medicamento y por otro lado fluidificar las secreciones para su mejor eliminación
  .
Material

    • Oxigeno.
    • Pipeta nasal o bucal
    • Guantes.
    • Medicamentos prescritos.
    • Suero fisiológico.
    • Jeringuilla.

Procedimientos

    • Explicar el procedimiento al paciente.
    • Lavarse las manos.
    • Lo ideal es que el paciente esté sentado o semisentado.
    • Medir  con una jeringuilla la dosis de medicamento indicado, colocarlo en la cámara o reservorio de la  pipeta.
    • Colocar el suero fisiológico hasta completar 5cc o la cantidad indicada por el médico.
    • Poner la manguera en la toma de oxígeno y el otro extremo acoplar a la pipeta.
    • Situar la pipeta a la cara del paciente bien ajustado
    • Abrir la llave del oxígeno, entre 5 y 10 litros.
    • Observar que se produzca una nube de aerosol.
    • Indicar al paciente que realice inspiraciones lentas y profundas por la boca.
    • Contener la respiración 1 a 2 segundos antes de cada espiración.
    • Mantener la nebulización hasta que se termine el contenido de la pipeta.
    • Al finalizar,   limpiar el equipo.




BIBLIOGRAFIA: Rodríguez Hermosa JL. et. al. Técnicas de nebulización con inhaladores                                      Current Pediatrics Diagnosis and Treatment. 15th Edition. McGraw-Hill. 2000.


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

REANIMADOR MANUAL DE SILICONA TRANSPARENTE






MASCARILLA: Nº 4 Y Nº 5 (ADULTOS).
RESERVORIOS: ADULTOS
INTRODUCCION
Las bolsas de reanimación desempeñan un papel vital en los procedimientos de paro cardiaco y en la ventilación asistida cuando el paciente se encuentra en estado menos crítico, cuyo objetivo es proporcionar volumen de aire con enriquecimiento opcional de oxígeno a los pulmones del paciente. Las bolsas de reanimación son conocidas como bolsas de anestesia y bolsa auto inflable o “Ambu”, aunque este es el nombre de una marca específica.
El resucitador manual (bolso de Ambu) es uno de los dispositivos más comunes usados para ventilar y para oxigenar los pacientes en práctica médica. Aun cuando la mayoría de los abastecedores de la salud tienen una idea general sobre la manera la función de estos dispositivos, poca de ellos sabe los mecanismos exactos de ella.
Este trabajo estado dirigido para explicar los mecanismos de un tipo de los resucitadores manuales usados en nuestro hospital, y para demostrar por qué es este dispositivo era superior al bolso de respiración y al ventilador de la máquina de la anestesia en la situación de la presión subatmosferica y al escape grande en el circuito. En el otro lado, hacer a abastecedores de la anestesia enterados de las complicaciones serias de la colocación nasogástrico endotraqueal del tubo.
MASCARAS Y RESUCITADORES
El uso manual del resucitador es extremadamente común en la práctica médica. Las bolsas de Ambu se utilizan principalmente para el transporte y en el sitio de emergencias, especialmente por los paramédicos, el personal del sitio de emergencia, el personal del cuidado crítico, y el personal del sitio en funcionamiento. Sin embargo, pocos médicos saben el mecanismo exacto de estas herramientas simples, muy importantes. La figura (1) demuestra los componentes básicos del resucitador manual.


COMPONENTES BASICOS DE UN RESUCITADOR MANUAL
La figura (A, B) demuestra el mecanismo del resucitador manual en las condiciones normales. En el lado próximo (cerca del paciente), durante la inspiración (a), cuando se exprime el bolso, el diafragma asentado contra los puertos de la exhalación y la porción del fishmouth de la válvula se abre. Durante la expiración (b), el fishmouth se cierra y la aleta cae lejos del canal de la exhalación. Una segunda válvula de aleta sobre los puertos de la exhalación evita que el aire sea inspirado durante la respiración espontánea. En el lado distal (lejos de paciente), durante la inspiración (a), se exprime el bolso, la válvula del repuesto del bolso se cierra, y el oxígeno de la tubería de la entrega fluye en la tubería del depósito. Durante la expiración (b), el bolso uno mismo-
se amplía (hecho del silicón), la válvula del repuesto del bolso se abre y el bolso llena cuando el oxígeno de la tubería de la entrega así como la tubería del depósito fluye en el bolso.
La figura (C, D) demuestra cómo este dispositivo funciona en presencia de la presión negativa en el circuito de respiración.
 Mecanismos de los resucitadores manuales: A y B en las condiciones, la C y la D normales en presencia de la presión negativa grande en el circuito de respiración.





La presión negativa grande creada por el tubo nasogástrico en la tráquea y el tubo endotraqueal mantendrá la válvula del fishmouth y la válvula del repuesto del bolso abierto la mayor parte del tiempo. Este proceso neutraliza la mayor parte de la presión negativa, debido a la conexión abierta a la presión atmosférica a través de la tubería del depósito. Cuando el bolso se exprime durante la inspiración (c), una cierta presión positiva creada podrá inflar los pulmones. Durante la expiración (d), los pulmones desinflan pasivo, y el tubo nasogástrico aspira el aire y el oxígeno en la tráquea, entonces hacia fuera al vacío. Esta manera los pulmones será ventilada con la mezcla del aire y del oxígeno. En el otro lado, en el circuito cerrado, donde no hay conexión a la presión atmosférica de neutralizar esta presión negativa grande, él imposible crear la presión positiva práctica en el circuito de ventilar los pulmones, incluso con el uso del sistema del rubor del oxígeno con su flujo muy alto del oxígeno.


BIBLIOGRAFIA: Respiratory Intensive Care of the Adult.                                                                                                 Boner John T. Understating Anesthesia Equipment                                                                                                            Dorsch Jery A. Susan E. Dorsch.4 Edicion Boltimor                                                                                              Cardiopulmonary Resuscitation Procedures For Basic And Advanced Life Support Ellis Patricia Diane M  Billings TERAPEUTICA RESPIRATORIA.1983. IEdicion. Pag. 214-223 Denis w Glover.



PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


SONDA NASOGASTRICA

El sondaje nasogástrico es una técnica que consiste en la introducción de una sonda desde uno de los orificios nasales hasta el estómago.
Lavado gástrico.  Es una indicación de uso restringido en atención primaria, de tal modo que solo se debe de llevar a cabo en situación de aislamiento con respecto al hospital de referencia.  Se recurre a ella en casos de:
  • Intoxicación oral de sustancias tóxicas o de fármacos.
  • Sospecha de hemorragia digestiva alta.
  • Necesidad de obtener cultivos gástricos ante la sospecha de tuberculosis.
Contraindicaciones

Las contraindicaciones del sondaje nasogástrico vienen determinadas por sus indicaciones (nutrición enteral y lavado gástrico) y por las circunstancias en las que normalmente se produce dicho sondaje (programado o de urgencias).

Contraindicaciones para el lavado gástrico:
·         Obstrucción nasofaríngea o esofágica.
·         Traumatismo maxilofacial severo y/o sospecha de fractura de la base del cráneo.
·         Sospecha o evidencia de perforación esofágica.
·         Coagulopatía severa no controlada.
·         No se realizará nunca en caso de ingestión de ácidos, álcalis, otras sustancias cáusticas o derivados del petróleo.
·         La presencia de varices esofágicas o de esofagitis severa no es una contraindicación absoluta, pero exige valorar muy bien su indicación en el primer nivel de atención y extremar las precauciones.
·         La disminución del nivel de conciencia es una contraindicación relativa por el incremento del riesgo de aspiración.  Si es necesario, se puede hacer con intubación endotraqueal.

Técnica

Antes de llevar a cabo cualquier procedimiento, se debe de preparar todo el material necesario que, en el caso que nos ocupa, consta de los siguientes elementos:

Sonda nasogástrica.  La sonda es un tubo de material plástico más o menos flexible que normalmente se coloca por vía nasal, aunque también se puede colocar por vía oral.  Las hay de distintos materiales, como el polivinilo, la silicona o el poliuretano.   Las de polivinilo son gruesas y rígidas, por lo que son muy útiles para la succión.  Las de silicona y las de poliuretano son más finas y elásticas, preferibles para sondajes de larga duración.  Con respecto a su calibre, hay que decir que también éste es variable, que se mide en French y que un número 14 suele ser válido para la mayoría de los casos (a mayor número, mayor calibre).  Las sondas que más se suelen usar son las de tipo Levin, que tienen una sola luz y varias perforaciones cerca de su extremo distal.                                                                                                                    Lubricante.  El lubricante que se emplee para la inserción de la sonda ha de ser hidrosoluble (como la glicerina), ya que puede ser reabsorbido por el organismo en caso de que llegue al árbol bronquial.  Se han de evitar, por tanto, los lubricantes con base oleosa como la vaselina.                                                                                                                                               Un par de guantes, que no necesariamente han de ser estériles.                                                                    
 Una jeringa de 50 ml.  
 Un vaso de agua.                                                                                                                                                                                                 Una batea.                                                                                                                                                                                              toalla o una sabanilla.                                                                                                                                                                              Un tapón para la sonda y/o una bolsa colectora adaptable a la luz de la sonda elegida.                                                                        Unas cuantas gasas o bien algunos pañuelos de papel.
Una vez preparado el material, los pasos a seguir son:
Explicarle al paciente en qué consiste la técnica que vamos a realizar y que además va a ser necesaria su colaboración.
Colocar al paciente en posición de Fowler (con el cabecero de la camilla o de la cama en posición de sentado o semisentado).
Cubrir el pecho del paciente con la toalla y colocar cerca la batea (por si se produce algún vómito al introducir la sonda) así como todo el material que hemos preparado previamente.
Lavarnos las manos y enfundarnos los guantes.
Retirar las prótesis dentarias si las hubiere.
Decirle al enfermo que se suene y examinar los orificios nasales para comprobar su permeabilidad.  Le diremos al paciente que respire alternativamente por cada uno de los orificios mientras bloqueamos el contralateral.  Escogeremos el orificio por el que respire mejor.
Determinar la cantidad de tubo que debemos introducir para llegar al estómago.  Para ello y, ayudándonos de la propia sonda, mediremos la distancia que va desde la punta de la nariz del paciente al lóbulo de la oreja, y de aquí al apéndice xifoides del esternón.  Las sondas suelen presentar unas marcas que nos pueden servir de orientación, pero es conveniente que tras realizar la medida hagamos nosotros una señal en el lugar deseado.



A la hora de realizar el sondaje nasogástrico, procederemos de la siguiente manera:
Una vez lubricado el extremo distal de la sonda, la introduciremos por el orificio nasal elegido, dirigiéndola hacia abajo y hacia la oreja del mismo lado, haciéndola progresar con un suave movimiento rotatorio.  Nos ayudará que el paciente incline la cabeza un poco hacia atrás.
Una vez hayamos pasado la resistencia de los cornetes, habremos llegado a la orofaringe, cosa que podremos comprobar pidiéndole al paciente que abra la boca.  En estos instantes, el enfermo suele experimentar náuseas.  Le diremos que se relaje, que incline la cabeza hacia delante (con este movimiento se cierra la vía aérea) y que intente tragar saliva o un sorbito de agua.
Con la cabeza inclinada hacia delante y aprovechando los momentos en que el paciente realiza la deglución, iremos progresando suave y rotatoriamente la sonda hasta la señal previamente realizada.  Si en algún momento el paciente presenta tos, es señal de que hemos introducido el tubo en la vía respiratoria, por lo que procederemos inmediatamente a retirarlo totalmente o hasta situarnos nuevamente en la faringe para, tras unos minutos de descanso, reiniciar el procedimiento.  Otro hecho que puede suceder es que la sonda se enrolle sobre sí misma y no avance, con lo cual procederemos de la misma manera: retirar, descansar y reiniciar.
Cuando la marca que hemos hecho en la sonda llegue a la nariz, es de suponer que ésta se encuentra en el estómago.  Para comprobarlo podemos hacer varias maniobras: si se consigue aspirar jugo gástrico es señal de que la sonda se encuentra en el estómago.  Si se aspira un líquido amarillento, es indicio de que el tubo está en el intestino delgado o de que existe un reflujo duodenogástrico.  Si el intento de aspiración resulta negativo, se puede introducir una embolada de aire con la jeringa y oír el burbujeo que se produce mediante un estetoscopio colocado sobre el epigastrio.

  Maniobra de comprobación de la existencia de burbujeo
al introducir una embolada de aire con la jeringa.
  • Una vez colocada la sonda, procederemos a fijarla a la nariz con cinta adhesiva, lo cual se suele hacer de la siguiente manera: se coge una tira de cinta adhesiva de unos 10 cm de largo y se corta longitudinalmente hasta la mitad.  El extremo que no está dividido se fija a la nariz.  Los extremos que están divididos se enrollan alrededor de la sonda, primero uno y luego el otro.  Posteriormente tiraremos suavemente de la sonda para comprobar que no se desplaza.                                               


 Fijación de la sonda en la nariz. 
  • Una vez fijada la sonda a la nariz, es conveniente también fijar el extremo abierto de la sonda en el hombro del paciente, para así evitar el arrancamiento si se produce un tirón.
  • Según la finalidad del sondaje, en el extremo abierto del tubo se puede colocar un tapón, una bolsa colectora o realizar lavados.
Para retirar la sonda nasogástrica, se ejecutan los siguientes pasos:
·         Lavarse las manos y enfundarse unos guantes, que no es necesario que sean estériles.
·         Colocar al paciente en posición de Fowler.
·         Pinzar o taponar la sonda.
·         Quitar la cinta adhesiva de fijación.
·         Solicitar al paciente que haga una inspiración profunda y una espiración lenta.
·         Retirar la sonda suavemente, con un movimiento continuo y moderadamente rápido.
·         Efectuar la higiene de las fosas nasales y de la boca.
Lavado gástrico
La indicación del lavado gástrico es de uso restringido en atención primaria y sólo se llevará a cabo en situaciones de aislamiento con respecto al hospital de referencia:
En la sospecha de hemorragia digestiva alta, el sondaje nasogástrico tiene las siguientes utilidades:
·         Confirmar el origen alto de la hemorragia cuando el aspirado es sanguinolento.  Sin embargo, se debe tener en cuenta que un aspirado no sanguinolento excluye el origen esofágico y gástrico del sangrado, pero no el postpilórico.  Por otro lado, un sondaje traumático puede originar un aspirado hemático que induzca a una falsa interpretación.
·         Valorar la actividad del sangrado: la sangre roja normalmente indica un sangrado activo, mientras que la observación de “posos de café” suele indicar que la hemorragia no está activa en ese momento.
·         Evacuar el contenido estomacal lo cual, por un lado, ayudará a evitar posibles broncoaspiraciones si se produjera un vómito y, por el otro, facilitará la visibilidad de la posterior endoscopia.
En la intoxicación oral y, dependiendo del tiempo transcurrido, el sondaje nasogástrico nos permitirá verificar o no el suceso.
En el caso de que se decida hacer el lavado, se introducirá agua a temperatura ambiente en pequeñas cantidades (100-200 ml.), dejándola fluir por gravedad o lentamente mediante la jeringa.  Posteriormente, se aspira con suavidad o se desciende la sonda para que refluya el contenido.  El proceso se repetirá tantas veces como sea necesario.  Para el lavado el paciente debe de estar colocado en decúbito lateral izquierdo y con la cabeza elevada para evitar la aspiración.  Los lavados con agua helada, que antes se empleaban habitualmente, no han demostrado su utilidad a la hora de cohibir la hemorragia.

Complicaciones
Pueden ser las siguientes:

·         Traumatismo y/o hemorragia nasal, faríngea o laríngea.
·         Obstrucción o intubación laringotraqueal.
·         Aspiración del contenido gástrico.
·         Traumatismo o perforación esofágica y gástrica.
·         Complicaciones irritativas: rinitis, faringitis, esofagitis o gastritis.   

                                                          
BIBLIOGRAFIA:
1.       Botella M, Hernández OM, López ML, Rodríguez A.   Cuidados auxiliares de enfermería.  Cuadernillo de técnicas básicas de enfermería.  Sondaje nasogástrico.  Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias.  Consejería de Educación, Cultura y Deportes, 2002; 58-9.
2.       Millán E.  Hemorragia digestiva.  En: Rubio L I, Marco P, Ochoa FJ.  Urgencias para el médico de Atención Primaria.  Madrid: Arán Ediciones; 2001; p.177-82.
3.       Hernández A, Castro T.  Hemorragia digestiva.  En: Vílchez MJ, Fernández A, Jiménez F, Martínez J, Hermoso A.  Manual de Urgencias.  Barcelona: Masson; 1999;p. 93-8.
4.       Pujol R, Vilar L.  Patología digestiva.  En: Martín A, Cano JF.  Atención Primaria.  Conceptos, organización y práctica clínica. 4ª ed..  Barcelona: Harcourt Brace; 1999; p.1270-1.
5.       Feu F.  Recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de la hemorragia digestiva aguda no varicosa.  Gastroenterol Hepatol 2003; 26 (2): 70-85.
6.       Ostabal M I.  La hemorragia digestiva aguda.  Med Integral 2001; 37 (4): 141-4.
7.       Calleja JL, Martínez JL.  Hemorragia digestiva alta no varicosa.  Medicine 2000; 8 (14): 725-33.
8.       Feu F.  Complicaciones de la enfermedad ulcerosa péptica: manifestaciones clínicas, actitudes diagnósticas e indicaciones terapéuticas.  Medicine 2000; 8 (3): 128-33.
9.       Feu Caballé F, Terés Quiles J.  Hemorragia gastrointestinal.  En: Farreras Valentí,  Rozman C (Dir.).  Medicina Interna. 15ª ed..  Madrid: Elsevier; 2004; 276-83.
10.    Marín Martínez JM. Hematemesis.  En: Espinás Coord.  Guía de Actuación en Atención Primaria. 2ª ed.  Barcelona: semFYC; 2002; p. 682-4.
11.    Castro Lareo I, López Amado M.  Técnicas de sondaje nasogástrico.  En: Espinás Coord.  Guía de Actuación en Atención Primaria. 2ª ed.  Barcelona: semFYC; 2002; p.1256-58.


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


SONDA PARA ALIMENTACION K 108

INDICACIONES
 La nutrición enteral tiene una enorme importancia en el manejo del paciente crítico siendo actualmente una faceta más de su tratamiento. Está indicada cuando el paciente no pueda, no deba o no quiera comer lo suficiente para satisfacer sus necesidades nutricionales, que además, pueden estar aumentadas por la propia enfermedad.
Diversos estudios en adultos y niños han demostrado que la NE es el mejor método para alimentar a un  paciente de forma adecuada siempre y cuando su función gastrointestinal lo permita,  que se debe iniciar de una forma precoz, que logra reducir las complicaciones sépticas y que incluso puede mejorar su pronóstico vital.
Ventajas de la Nutrición Enteral sobre la Nutrición Parenteral:
  1. Es más fisiológica. La vía digestiva es la puerta de entrada natural de los alimentos. Su llegada pone en marcha la síntesis y secreción de una serie de enzimas y hormonas que influyen sobre la actividad motora y secretora del aparato digestivo, y sobre la utilización de los nutrientes absorbidos.
  2. Evita la vía venosa y las complicaciones asociadas a la vía central.
  3. Es más fácil de preparar y administrar.
  4. Requiere menor número de medios técnicos y de personal que la NPT
  5. Es  más fácil de controlar.
  6. Presenta menor número de complicaciones técnicas, metabólicas e infecciosas.
  7. Permite una utilización más eficiente de las sustancias nutritivas, con una mayor ganancia de peso.
  8.  Mantiene la integridad anatómica y la actividad secretora del aparato digestivo, impidiendo la atrofia de las microvellosidades intestinales.
  9. Disminuye la permeabilidad de la mucosa a las bacterias y toxinas, preservando la función inmune del intestino
  10. Favorece la adaptación del intestino a la alimentación oral
  11. Protege al intestino de lesiones por radiación
  12. Es menos traumática y mejor aceptada por el paciente
  13. Permite utilizar las dietas habituales, no siendo necesarias dietas elementales.
  14. Es más económica. El coste de la fórmula enteral y del equipo necesario para su administración es mucho menor.
  

 La nutrición enteral transpilórica es un método útil de nutrición en el paciente crítico con ventilación mecánica importante y sedación profunda, o con alteración hemodinámica importante.

  Ventajas de la NE transpilórica sobre la NE gástrica:

  1. La rapidez en alcanzar el aporte calórico deseado. Esta ventaja es más evidente cuando el inicio de la nutrición es precoz y el incremento del aporte nutricional se va ajustando según la tolerancia del paciente.
  2. La reducción de la motilidad gástrica que frecuentemente ocurre en el paciente críticamente enfermo por el uso de sedantes y relajantes musculares hacen que el uso de la vía oral o nasogástrica sea mal tolerada, apareciendo distensión, restos gástricos y mayor riesgo de aspiración pulmonar, especialmente en aquellos pacientes sometidos a ventilación mecánica.
  3. Menor riesgo de aspiración, lo que hace que no se suspenda la nutrición para movilizar al paciente, asearle, aspirarle, o realizar técnicas invasivas. Esto hace que el aporte calórico real sea mayor que en los pacientes en que se utiliza la nutrición gástrica. Los pacientes que requieren sedación profunda y sobre todo los que requieren administración de relajantes musculares en perfusión continua no suelen tolerar la nutrición gástrica. En cambio generalmente toleran bien la alimentación transpilórica, aunque presenten estreñimiento y precisen enemas.




TIPOS DE SONDAS TRANSPILORICAS
  
Para administrar una dieta enteral deben utilizarse las sondas fabricadas especialmente para este uso, que presentan un calibre, flexibilidad y resistencia adecuados para garantizar el máximo confort al paciente y evitar complicaciones indeseables. Los materiales más frecuentemente empleados en la fabricación de sondas son el PVC (cloruro de polivinilo) y el poliuretano o silicona. Actualmente las que más se usan son las de silicona ya que son de larga duración, y tienen un diámetro interno mayor, a igual calibre externo. Son blandas y no se endurecen una vez colocadas, como ocurre con las sondas de polivinilo que tienen tendencia a ponerse rígidas con el tiempo, bajo la acción de los jugos digestivos. Por ello, es necesario remplazarlas cada 7-10 días. Las sondas de poliuretano no son atacadas, ni alteradas por la acidez gástrica y pueden permanecer colocadas períodos de tiempo más largos.

Existen sondas sin guía y con guía para facilitar su inserción, sondas no lastradas y sondas lastradas, con un lastre inerte de tungsteno, diseñadas para facilitar el paso transpilórico y disminuir el riesgo de broncoaspiración. En el extremo superior tienen una conexión en Y para facilitar el lavado y la administración de los fármacos.

El calibre de las sondas se mide en French; en lactantes pequeños se usan las de 5-6 Fr y los niños mayores de 8 Fr. Con estos calibres las molestias son mínimas. Únicamente se pueden introducir alimentos líquidos. Se deben elegir muy finas para que el niño esté lo más cómodo posible.










BIBLIOGRAFÍA
Sánchez C, López-Herce J, Moreno de Guerra M,  et al. The use of transpyloric enteral nutrition in the critically ill child. J Intensive Care Med 2000.                                                                                                                                                Panadero E, López-Herce J, Caro L, Sánchez A, et al. Transpyloric enteral feeding in critically ill children. J Pediatr Gastroenterol Nutr 1998.  De Lucas C, Moreno M, López-Herce J, Ruiz F, et al. Transpyloric enteral nutrition reduces the complication rate and cost in the critically ill child. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2000.                                                  Moreno Villares J, Vargas HJ, Ament EM: Nutrición enteral en pediatría.  An.Esp.Pediat.,1993. Lama More RA, Banqué Molas M. Nutrición enteral en Pediatría. Ed. Novartis, Barcelona, 1999.                                                                             ASPEN 2002 Guidelines for the Use of Parenteral and Enteral Nutrition in Adult and Pediatric Patients                                César Sanchez Sanchez. Tesis doctoral.2001


PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

PROTOCOLO DE SONDAJE VESICAL
Esta técnica se utiliza para canalizar la recogida de orina, bien para realizar una toma de muestra estéril, cuantificar exactamente la diuresis, paliar un problema agudo como es el de la retención de orina o para evitar que un paciente encamado, con incontinencia se encuentre habitualmente mojado.
El material que precisaremos es:
- Sonda vesical del tipo y calibres apropiados
·         Gasas estériles
·         Apósito- compresa estéril
·         Paños estériles
·         Pinzas de disección y Pean o “porta” estériles
·         Lubricante urológico o vaselina
·         Jeringa de 10 ml.
·         Agua destilada o suero fisiológico
·         Bolsa colectora de orina o frasco estéril en su caso
·         Jabón desinfectante
·         Guantes estériles.

Se procederá a colocar al paciente en decúbito supino procurando que la posición sea cómoda y que mantenga las rodillas ligeramente flexionadas. Se prepara el campo lavando con jabón desinfectante de la zona genital y periné, una vez preparada, se cubre con un apósito estéril.

Se extiende un paño estéril con ayuda de unas pinzas sobre el que se colocará:
·         Un Pean o “porta” estériles desempaquetados
·         Sonda vesical apropiada con la bolsa interior cerrada
·         Guantes estériles abiertos
·         Frasco estéril sin bolsa protectora para la toma de muestra si se precisa,
En un lugar aparte se prepara la jeringa de 10 ml. con suero fisiológico o agua destilada y bolsa colectora de orina si es necesaria.

Procedimiento:
Se ponen los guantes, se extrae la sonda de su bolsa y se enrolla alrededor de la mano sujetándola con los dedos primero, segundo y tercero a unos tres centímetros de su extremo. Se retira del apósito y se procede:
A/ En el caso de que el paciente sea un nombre: se coge el pene en posición perpendicular al cuerpo y se introduce la sonda previamente lubricada avanzando lentamente hasta notar una pequeña resistencia que venceremos estirando e inclinando ligeramente el pene hacia el abdomen del paciente y seguiremos empujando con la otra mano hasta encontrar otra resistencia que será la de la próstata, llegando aquí, inclinaremos el pene hacia el lado opuesto y empujaremos ligeramente, con lo que habrá llegado a la vejiga y refluirá orina.
Llegado a este punto se procederá con distinto criterio dependiendo de cada caso:
1/ Toma de muestra estéril únicamente: se procede a pinzar la sonda con el Pean o "porta", se recoge la muestra desechando la primera orina que fluye, una vez recogida, se deja vaciar la vejiga y retiramos la sonda.
2/ Retención de orina: se deja fluir la orina hacia una bolsa colectora y en el caso de que la diuresis sea de 300 a 400 centímetros cúbicos, se procede a llenar el balón de la sonda o, en su defecto, a fijarla exteriormente con un esparadrapo a la cara anterior del muslo y se pinzará con el Pean o "porta" durante un tiempo no inferior a quince minutos, pasados los cuales se terminará de vaciar totalmente si no sobrepasa una diuresis total de 800 a 900 cc; con lo que procederíamos nuevamente a pinzar la sonda durante el mismo tiempo y siguiendo el criterio anterior. Una vez vaciada la vejiga se retirara la sonda si ha sido un caso aislado y agudo, de lo contrario se desviara a su médico.
3/ Si es un paciente con incontinencia, conectaremos al extremo de la sonda la bolsa colectora de orina y se fijará la dicha sonda llenando el balón con 5 a10 ml de suero fisiológico o agua destilada y, externamente, con un esparadrapo a la cara anterior del muslo.
Los cuidados higiénicos y el mantenimiento de esa sonda permanente serán, el de mantener la unión de la sonda con la uretra lo más limpia posible, evitar tirones fortuitos, y no manipular su conexión con la bolsa colectora más que en caso necesario y con escrupulosas medidas de asepsia. El cambio de sonda debidamente mantenida podrá extenderse a quince días.

                  


BIBLIOGRAFÍA: enfermerasperu-   Escuela superior de enfermería Cecilia Grierson modalidad adulto y anciano
PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES


TERMOMETRO DIGITAL

La principal ventaja radica en poder hacer una curva de temperatura diaria, es decir, registrar por horas las variaciones de temperatura anotando los grados de fiebre que el niño puede tener.


La fiebre puede ser oscilante o constante; también puede clasificarse en fiebre o febrícula, intermitente o permanente.


Los termómetros deben usarse cuando sea necesario un seguimiento, prevención de deshidratación o de convulsiones, que son complicaciones a veces frecuentes de simples fiebres, sobre todo en los bebés.                                                                 Al guardar el termómetro, éste debe estar seco. Lavarse las manos antes de cada procedimiento.
Los termómetros son instrumentos que miden temperaturas.
 Los más modernos termómetros son calibrados en temperaturas Standard como por ejemplo en Fahrenheit o Celsius.
  Historia Del Termómetro
El inventor del termómetro se estima que fue Galileo Galilei en 1592. Consistía básicamente en un tubo de vidrio, que en su parte inferior tenía una esfera en la que se introducía un líquido que al calentarse subía por el tubo. Al principio el material utilizado fue agua, pero notaron que llegado un punto ésta se congelaba (a los 0 grados Celsius o a los 32 grados Fahrenheit). De tal manera que el agua fue remplazada por el alcohol, que no sufre esa reacción.
Luego, en 1612, Santorre Santorio le introdujo una graduación numérica al invento de Galileo y le dio un uso medicinal. Por último, Gabriel Fahrenheit, en el año 1724, logra el primer termómetro a base de mercurio, perfeccionando así el "termómetro de Galileo". Otros adjudican este avance a Torricelli, en Italia e incluso científicos dinamarqueses que habrían sido postergados por la fama de los otros. El que pasó a la historia será sin duda Fahrenheit, con su escala arbitraria que decidía que entre el punto de congelamiento del agua y el de hervor debían pasar 180 grados. Celsius vendrá después con su escala, también arbitraria, que ponía esa distancia en 100 grados. Esto sucedió en 1742.
 


Termómetro digital
Presentan varias ventajas, por ejemplo el no ser tóxicos, el tener mayor precisión en la medida y el tener que medirse por menos tiempo (un minuto por lo general)

 

Medición de la temperatura

(Oral y rectal 3 minutos, axilar 8 a 10 minutos).


Mediciones internas

Oral
Se deja el termómetro alrededor de 3 minutos. Usar termómetro de mercurio o digital, aprovechando sus dimensiones alargadas, ideales para el procedimiento. Debe colocarse el termómetro por debajo de la lengua y recordar al niño que no lo muerda.
Desventaja: no se debería utilizar cuando el niño presenta problemas respiratorios como tos o expectoración.
 
Rectal

No es la ideal en niños, pero muchas veces se requerirá la toma de temperatura diferencial, es decir, tomar la temperatura externa (por la axila) y la interna rectal para determinar diferencias que justifiquen, por ejemplo, algún proceso infeccioso a punto de partida abdominal.
Para realizar el procedimiento, elegir un termómetro de punta no demasiado alargada e introducirlo en el canal anal. Dejar aproximadamente 3 minutos.
 

Mediciones externas

Axilar

Es el prototipo de toma de temperatura, que ofrece precisión, aunque nunca tan exacta como los métodos de medición interna ya vistos. Se deben dejar los termómetros entre 8 y 10 minutos.
Ventaja: la toma es la más sencilla, pudiendo efectuarse con el niño somnoliento o dormido.
Comprobar antes que nada que la axila esté seca.
Precaución: para evitar que se caiga, pedir al niño que cruce el brazo sobre el pecho.
La parte plateada del termómetro debe caer bien en el hueco de la axila.



BIBLIOGRAFÍA: Microcontroladores PIC, Diseño práctico de aplicaciones                                                                                       José Ma. Ángulo Usategui, Ignacio Ángulo Martínez 2da. Edición Editorial Mc Graw Hill

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

TUBO DE OXIGENO MEDICINAL


El oxígeno, descubierto por Priestley en 1774 y denominado oxígeno por Lavoisier en 1777, es un gas incoloro, inodoro, insípido y poco soluble en agua. Constituye aproximadamente el 21% del aire y se obtiene por destilación fraccionada del mismo. Puede suministrarse tanto en estado gaseoso como en estado líquido a baja temperatura.
No es un gas inflamable, pero sí es comburente (puede acelerar rápidamente
la combustión).
El oxígeno medicinal se utiliza en pacientes con problemas respiratorios con el objeto de aumentar los niveles de oxígeno en sangre arterial.
Dentro del ámbito hospitalario se utiliza en casi todos los servicios: urgencias, UCI, hospitalización, quirófanos, tratamientos hiperbáricos, traslado de pacientes dentro o fuera del hospital, hospital de día, neumología, medicina interna, traumatología, hematología, rehabilitación...
Los pacientes con problemas respiratorios crónicos tienen en la oxigenoterapia a largo plazo la forma más adecuada de tratamiento.
Otra de las aplicaciones del oxígeno medicinal es la reconstrucción del aire medicinal, a partir de oxígeno.
El oxígeno de alta pureza se usa también en laboratorios para aplicaciones analíticas.
OXÍGENO O2
P. molecular
31,999 g/mol
T. ebullición (1 atm)
-182,97 ºC
T. crítica -118,57 ºC
P. crítica 50,43 bar
D. gas (20 ºC, 1 atm) 1,342 kg/m3
D. del líquido (p.e., 1 atm) 1,141 kg/l
P. especifico (aire=1) 1,105
Calor latente de vaporización
50,79 kcal/kg










BIBLIOGRAFÍA:r/oxigeno/empresas-guia.html
PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

TUBULADURA PARA CONECCION DE OXIGENO



               
TERMINAL ASPIRACIÓN CAPACIDAD ALTA
TERMINAL ASPIRACIÓN CAPACIDAD MEDIA
TERMINAL ASPIRACIÓN CAPACIDAD BAJA

-       Tubo de cloruro de polivinilo transparente
-       Extremo distal curvo con orificio terminal.
-       En la parte media de extremo proximal presenta
un ensanchamiento en forma  de bulbo, con control de aspiración.
-       Longitud aproximada 26 cm..
-       En envase individual estéril.
          Aplicaciones: Para aspiración de fluidos.
ALARGADERA OXIGENO 4 MTS.
-       Tubo transparente de material plástico y flexible.
-       Exento de látex.
-       Longitud 4 m y diámetro 5 mm/7.
-       Conexión hembra en extremodistal y proximal de plástico                               , flexible y fácil adaptación.
Aplicaciones: Alargadera para sistema de administración de oxígeno.
ALARGADERA OXIGENO 8-12 MT
-       Tubo transparente de material plástico y flexible.
-       Exento de látex.
-       Longitud 8-12 m. aprox. y diámetro 5 mm/7.
-       Conexión hembra en extremo distal y proximal de plástico, flexible y fácil adaptación.
Aplicaciones: Alargadera para sistema de administración de oxígeno.


BIBLIOGRAFÍA: E www.iose.org.ar/2005/instituto/2010/lic_priv_06.../espec_tecnicas.pdfspecificaciones Técnicas y  Criterios De Calidad de Material Sanitario Uso General

PROTOCOLO DE MATERIALES DESCARTABLES

VALVULA REDUCTORA DE OXIGENO

Manómetros
Sirven para medir la presión en el equipo de anestesia. Hay dos tipos: uno es el calibrador de tubo de Burdon que se usa en las líneas de abastecimiento de gas y otras de alta presión; actúa como un globo vacío y largo, que a medida que aumenta la presión de su interior se llena, siendo un tubo de cobre o bronce pequeño que maneja presiones de 10 a 2000 psi. Las marcas de los medidores de flujo se indican en litros y sólo son indicadores del flujo real. El otro tipo de manómetro es el aneroide; se usa para medir la presión en áreas de presión baja, como la salida, el circuito respiratorio y sitios del ventilador; también se usa en esfigmomanómetros, osciloscopios, etc, los cuales funcionan como fuelles de concertina, comprimidos por un resorte.                                                                                                                                                                                            Los dispositivos de seguridad contra falla de abasto de O2, sólo advierten cuando la presión es baja, por cualquier motivo; aunque algunos equipos interrumpen la administración de N2O cuando falla el O2, en algunos otros tiene alarma de silbato, porque es recomendable que el anestesiólogo se familiarice con el equipo con el cual labora, recordando que no alarman sobre concentraciones bajas de O2 y que éstas son funciones de los oxímetros.
Flujómetros
Son aparatos para medir las cantidades de un gas en movimiento. Inicialmente con los primeros aparatos de anestesia los pacientes podían inspirar a través de un recipiente con líquido volátil y el gas diluyente, así que el flujo del gas a través del vaporizador dependía del volumen corriente del paciente. Cuando se dispuso de válvulas reductoras fue posible el flujo de O2 y gases anestésicos a un circuito respiratorio; los primeros flujómetros fueron válvulas simples de cierre al estilo de la llave de agua, vaciando los flujos de acuerdo a los cambios de presión de abastecimiento. El desarrollo del tubo de Thorpe y de las válvulas de agujas facilitó el control del flujo de los gases. Existen dos tipos de flujómetro.

a) De orificio variable, el más conocido llamado tubo de Thorpe o de flotador de nivel; el diámetro del orificio varía en correspondencia con el índice del flujo de gas, siendo el índice de la corriente proporcional al área del orificio o sea al cuadrado del diámetro del orificio. Estos flujómetros están hechos de un tubo de vidrio cuyo calibre aumenta de abajo hacia arriba con un flotador de nivel que se mueve de un extremo a otro del tubo, tomando en cuenta que la densidad del gas, en estas circunstancias, es el factor de mayor importancia para determinar la velocidad de flujo del gas, siendo el volumen del gas inversamente proporcional a la raíz cuadrada de su densidad. Los cambios en la presión barométrica y la temperatura afectan en forma significativa el funcionamiento de los flujómetros.

b) Los medidores del flujo constante, se basan en la velocidad de un gas que pasa a través de un orificio y crea una diferencia de presión en ambos lados del mismo; la diferencia de presión varía con el volumen del gas, pudiendo medirse al agregar un tubo estrecho en forma de U a cada lado del orificio; en este principio se basan los flujómetros de agua.

En la actualidad se utilizan flujómetros de orificio variable con válvulas de aguja que suministran un flujo de gas seleccionado de una fuente de función regulada, siendo un bastón cilíndrico que sale de una base y tiene un tornillo de rosca fina que es la válvula de aguja y suelen operar con flujos pequeños y suelen abrirse mucho más del grado necesario para que el medidor de flujo llegue a la escala más alta calibrada y como medida de seguridad las manijas tienen forma y color diferentes correspondientes del código internacional para gases comprimidos. En los medidores de flujo con tubo Thorpe el flujo de gas que pasa entre el flotador y las paredes del tubo Thorpe sostiene el mismo flujo del gas; los flujos se leen en la parte superior de las bobinas y en el centro en los flotadores esféricos.

BIBLIOGRAFÍA: hgculiacan.com/.../maquina.htm











Bibliografía: Editorial Médica Panamericana. 2 ª Edición. BEARE P, MYERS J. Principios y práctica de la Enfermería



9 comentarios:

albertoyans dijo...

LA PAGINA PUEDE SERLE ÚTIL A MUCHOS ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA

Anónimo dijo...

MUY INTERESANTE

Anónimo dijo...

I сonstаntly spent mу hаlf an houг to read thiѕ wеblog's posts every day along with a cup of coffee.
Here is my blog no credit check payday loans

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

My bгother suggested I might liκe thiѕ wеbsite.
Hе ωas еntirely right. Τhis poѕt truly
maԁe mу dаy. You cann't imagine simply how much time I had spent for this information! Thanks!

Here is my webpage link building company

Anónimo dijo...

making cialis
- [url=http://genericcialis-usa.com/#lcomisiondeproyectosdeenfermeria.blogspot.mx]buy generic cialis
[/url] cialis soft tab pill
http://genericcialis-usa.com/#91618 buy affordable viagra,cialis levitra lipitor online

Anónimo dijo...

Hi there great blog! Does running a blog such as this require a massive amount work?

I've no knowledge of computer programming but I was hoping to start my own blog soon. Anyways, if you have any recommendations or tips for new blog owners please share. I understand this is off subject however I simply had to ask. Thanks!

Stop by my webpage - http://rootcanal100.com

Anónimo dijo...

I blog frequently and I seriously appreciate your information.

This article has really peaked my interest. I'm going to book mark your site and keep checking for new details about once per week. I subscribed to your RSS feed too.

Review my blog post: http://www.cartadaterra.org

Anónimo dijo...

Spot on with this write-up, I truly believe this web site needs a great deal more attention.

I'll probably be returning to see more, thanks for the info!

my blog post ... Justin Sather